Un estudio de la consultora Better Up, realizado a 2.000 trabajadores, les plantea una duda muy interesante: ¿si pudieras elegir preferirías ganar menos, pero ser más feliz?

Existen varias formas de verlo. Cobrar menos pero a cambio estar en un trabajo que realmente te apasione o que no implique un nivel de esfuerzo físico u horario que te haga sentir agotado o desmotivado.

¿Los españoles valoran más el dinero que el tiempo libre o las pasiones? ¿Es posible sobrevivir y llegar a fin de mes cobrando menos en esta época de post-crisis en la que todavía no nos hemos recuperado del todo?

Por otro lado, cobrar menos puede significar también disponer de más tiempo para la familia, los amigos y los proyectos personales.

Porque pasamos alrededor de 40 años de nuestra vida trabajando, y por tanto la ocupación principal de nuestra vida tal vez debería significar algo importante para nosotros.