FOTOS ROBADAS DE OTRAS REDES

FOTOS ROBADAS DE OTRAS REDES

Perfiles falsos de chicas explosivas en Facebook: la nueva fantasía de travestismo

Muchas solicitudes de amistad de perfiles fake en Facebook parecen chicas jóvenes, provocativas y tienen ganas de hablar de sexo. Pero realmente son fotos robadas de otras redes. Lo que hay al otro lado son tíos que se travisten dentro de un perfil falso con la única intención de vivir la fantasía de ser "deseada".

Perfiles falsos de chicas explosivas en Facebook: la nueva fantasía de travestismo
Perfiles falsos de chicas explosivas en Facebook: la nueva fantasía de travestismo | Pexels

DAVID NAVARRO | @madnavarro | Madrid | 17/07/2018

De vez en cuando recibo una solicitud de amistad fuera de lo común. Se trata de alguna chica despampanante y que aparece en su foto de perfil poniendo morritos y mostrando todo el pecho que Zuckerberg le permite. Estas fotos de perfil, a veces, no parecen de chicas españolas, pese a que sus nombres son de lo más común aquí, algo tipo: Verónica Martínez, Sara Clemente...

Su foto de perfil apela de forma extraordinaria a los instintos más básicos: exhibicionismo puro y atracción física voraz. Es el tipo de chica que bien podría trabajar de gogó en los sueños calenturientos de cualquiera, y también el perfil que podría creer que los libros se convierten en palomitas cuando se meten en el microondas. Pura juventud lasciva, y nada más (bueno ¿te parece poco?).

Este tipo de chicas existen, claro que sí, y chicos. Jóvenes, y operadas de las tetas, a la que les va la vida salir con fiebre en un selfie derrochando postureo carnívoro. Sí que existen, pero precisamente es el perfil que jamás debería interesarse en pedirme amistad a mi, precisamente a mí. Tengo probablemente 15 años más que ellas y vivo una vida apacible y rutinaria llevando a mi hija al cole y cagando, mientras mi pareja se lava los dientes en el mismo baño.

Pero algunas fotos de perfil de estas “personas” me hacen picar a veces. ¿Y si es una persona de verdad? Cuando accedo a sus fotos generalmente compruebo que, pese a que lo normal en Facebook es tener varias docenas imágenes en el album, esta chicas solo tienen ocho o nueve fotos, generalmente con tufillo a Instagram (por las medidas), y en en ninguna de estas imágenes sale vestida al completo. En sus datos, aparece que estudió en la “Universidad de la vida”, y poco más.

Sé que son perfiles falsos. Fake, sí. Que, generalmente, son bots que buscan cualquiera cosa, hacerte pulsar en sitios, o yo qué sé. Son perfiles que directamente van a “ignorar”, a la basura de los perfiles. Y a veces hasta me da pena. ¿Cuántos perfiles de chicas atiborraditas de silicona y lascivia habré mandado a la mierda en redes? Gracias Facebook por hacer realidad la mitas de los sueños de nerd que tuve de adolescente. La otra mitad es decirles hola.

Un perfil me llama la atención. Es una chica morena que aparece con coletas y gafas de pasta (te dije que soy un Nerd…). Tiene algunas fotos más de lo normal en su álbum, y están bien elegidas para convencer. Porque pese a que siguen el patrón de ser un reclamo sexual puro y duro (con dos tetas bien visibles donde la naturaleza le impide poner poner tres o cuatro, que si no lo haría), claramente pretende dar a entender que es una chica normal.

Es un perfil fake, pero currado. Comenta brevemente temas de actualidad, pone frases de “resiliencia” de Generación Z, y manda saludos a amigo que no enlaza. Solo hay un detalle que no encajan para nada: que me pida amistad a mí.

Este perfil se llama Vanesa HG, o Verónica LC, o Violeta HR. Lo de poner las dos iniciales así, como apellido monosilábico e impronunciable está de moda en Facebook, especialmente entre los que se auto-licencian en la Universidad de la Vida, y lo ponen en la bio. Miro cuantos amigos tiene: casi 2.000.

Hablo con ella, y le digo todo lo que me atrevería a decirle a una chica así si existiera de verdad: hola. No me contesta. Esto aviva al nerd que hay en mí.

Pasados un par de día es ella la que me saluda. Cruzamos varias frases sin interés del tipo, ¿quién eres? ¿te conozco? ¿de dónde eres? A la primera de cambio me empieza a hablar de una fiesta de la que acaba de llegar: ha salido de marcha y no puede dormir, por eso habla conmigo. Sin que yo apenas diga un par de “ahás”, ella ya me insinúa que tuvo una noche loca, y que se acostó con todo, pese a los 35,5 ºC de temperatura.

¿Qué responder a eso? Como un psicólogo rogeriano: ahá, ahá… Hasta que ella pasa a la siguiente fase: “¿Quieres que te envíe una foto de anoche? Fue todo muy loco”. Le digo que sí, pienso en Tribus Ocultas y en que esto puede ser un tema. De hecho, hace ya varios días que lo pienso. La foto que me llega es porno puro, sale ella rodeada de oscuridad y de un tipo que probablemente también tenga algún posgrado en la Universidad de la Vida. Yo solo puedo decir algo similar a “Ahá…”.

Vanesa/Verónica/Violeta me pregunta si me gusta la foto. Esto se parece más a una conversación de webcamer sexual, que a la charla amena entre dos almas que se conocen.

Si yo hubiera tenido el placer de estudiar en la Universidad de la Vida me atrevería a decir que esta chica se está excitando y pretende que yo lo haga. Estamos en un momento álgido de la conversación (o el monólogo) donde me habla de como se lo montó anoche, y de lo que suele hacer por ahí cuando sale. Le pregunto: “Perdona, pero ¿tú eres un tío verdad?”. Silencio absoluto. No me vuelve a hablar. Se le ha roto el Facebook, parece.

En los días siguientes, sigue publicando cosas. Fotos en la piscina, echándose cremas, posando en el espejo de su aseo, en el gimnasio, en una calle horrorosa... Y a cada foto que publica se le arremolinan una decena de comentarios salidos de otros hombres. “Qué rica estás”, es lo más enigmático que lees.

Ya tengo que claro que quiero escribir un texto sobre esto. ¿Quienes se ocultan tras estos perfiles siliconados? Este será mi Watergate. Voy a por ella. Le escribo varios mensajes, a varias horas del día. “Solo quiero hablar contigo”, pero no me hace ni caso. Supongo que le ofendió que yo creyera que es un tío. Le digo que me parece una tía buenísima, y casi copio textualmente algunos de los comentarios que le hacen los babosos, pero en privado. Le vengo a decir que está muy rica, que cruje, vaya. Y por fin me responde.

Entablamos de nuevo una conversación que se calienta de 0 a 100. En unos minutos me cuenta como le gustan los chicos, qué cosas le gustan que le hagan, y me pone en la tesitura de preguntarle y seguirle el rollo. Excitación pura.

A mí, todo esto me parece genial, pero así no sabré quién es. Así que voy a las claras. Vanesa/Verónica/Violeta (como te llames), tengo muy claro que NO eres la persona de las fotos, y no te juzgo, solo quiero saber qué haces, cómo lo haces, y porqué. Quiero escribir sobre ti. Tienes mi palabra de que no voy a denunciar tu perfil a Facebook y que no voy a publicar tu nombre ni tus fotos (lo cual sería doblemente ilegal, asumiendo que son fotos robadas). Responde: “¿Qué quieres saber?”. Bingo.

“Me excita pensar que creen que soy una chica así, es como ser ella”. Reconoce después de afirmar que es un chico, que vive en Madrid y que tiene 28 años.

¿Cual es tu orientación sexual?

Me gustan las chicas, solo las chicas, pero mi fantasía es ser una chica así y que los chicos se queden con la boca abierta mirándome.

¿Pero estas foto son de otra persona, no?

Es una chica italiana, busco fotos de chicas que se parecen a cualquier chica que puedes ver aquí, mediterráneas, pero que no sean españolas. Si son de aquí y se enteran de que has copiado su perfil, te denuncian y te cierran el usuario.

¿Entonces te ha pasado varias veces?

Me lo han cerrado varias veces. Llevo tres años haciendo esto. Un perfil me dura unos seis meses. Hasta que la chica se entera, o algún usuario lo denuncia. Por eso, prefiero poner fotos de un perfil que no sea español. También a veces te cansas de la chica, o lo que sea, y lo cierras tú mismo y vuelves a empezar.

¿Y qué pasa cuando te denuncian?

No pasa gran cosa. Simplemente te cierran la cuenta. Pero es un jaleo, porque todo se corta de repente cuando ya habías logrado tener 3.000 ó 4.000 amigos, y tienes varias conversaciones a medias con gente que te gusta y que no quieres perder. Hay gente a la que ya conoces bien y con quienes pasas un buen rato.

¿Pero esa gente sabe que eres un fake?

Supongo que no. O si lo saben, también juegan a esa fantasía.

¿Te masturbas con esto? ¿Solo hablas de sexo con la gente...?

Yo no uso ningún tipo de pornografía. Solo me masturbo con esto. Pero hablando llegas a conocer a mucha gente, me han llegado a contar cosas muy gordas y he pasado muchas noches hablando de cosas que ni te imaginas. Nada de sexo. Incluso con gente que estaba muy enferma, o que tenía situaciones familiares muy malas.

¿Y no te da “reparo” estar engañándoles?

Me da vergüenza cuando cierran el perfil, porque se enterarán de que algo raro pasa. Pero supongo que piensan que simplemente les he bloqueado, porque cuando te Facebook te cierra el perfil no se da más explicaciones, solo que ya no puedes acceder a esa persona. No me da vergüenza realmente, lo que siento es pena de no poder quedar con ellos de verdad y ser quien parezco ser.

¿Qué es lo más gordo que te han dicho?

Hubo un tío que me quería enviar dinero. No paraba de pedirme la cuenta del banco para ingresarme dinero y demostrar que él iba en serio. Era un tío mayor que quería ligar conmigo sí o sí. Por mucho que yo le aclaraba que solo quería hablar por FB, él quería quedar y conocerme, a toda cosa. Me llegó a ofrecer ingresarme 1.000 euros en la cuenta que yo le diera, para demostrar que iba en serio. Pero no se la di.

¿Cómo se llega a eso? ¿Cómo llegas a tener casi 4.000 seguidores siendo un perfil falso?

Muchos tíos agrega a cualquier tía que tenga en el perfil las tetas bien a la vista. El secreto está en la foto de perfil que te pongas, solo tienes que pasar un día agregando a chicos sin parar. Si agregas a 300 desconocidos, al azar, ya tienes todo hecho, al día siguiente Facebook sabrá que estás buscando amigos, mostrará tu foto como sugerencia, y empezarás a recibir cientos de solicitudes de amistad de chicos, y cuanto más aceptas, más te llegan. Conseguir 4.000 amigos en tres o cuatro semanas es super facil, si buscas la foto adecuada.

¿Y el resto de tu vida es normal, tienes pareja, sales por ahí…?

Sí, tengo una vida normal. Esto es para mi como ver porno, pero me mantiene activo y con la mente encendida buscando como excitar y que me exciten. Es solo una fantasía.

¿Tu pareja sabe esto?

Ni de coña.

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.