EL ACTIVISMO SIGUE DIVERSIFICANDO SUS TÁCTICAS NO VIOLENTAS

EL ACTIVISMO SIGUE DIVERSIFICANDO SUS TÁCTICAS NO VIOLENTAS

El mariachi es la forma de escrache contra el racismo de la era Trump

En Estados Unidos, la sociedad civil sigue organizándose de formas diversas para protestar por los efectos de la era Trump. Un grupo de activistas y migrantes se plantan en la puerta del Gobernador de Texas para protestar por la legislación de las denominadas ‘ciudades santuario’... y le cantan un mariachi.

El mariachi como forma de protesta anti-racista
El mariachi como forma de protesta anti-racista | Fotografía de Sam Degrave

FELIPE G. GIL | @abrelatas | Sevilla | 02/06/2017

En febrero, comenzaba a discutirse en Texas una iniciativa denominada SB4 (Senate Bill 4), presentada a su vez por el senador republicano Charles Perry el pasado mes de noviembre. Se trata de una medida que obligaría a las agencias estatales del orden a colaborar y cumplir con las medidas de detención de inmigrantes indocumentados del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Para ello, la iniciativa propone permitir que los oficiales de policía pidan documentos a las personas detenidas por cualquier razón, prohibir que los gobiernos eviten que sus funcionarios investiguen a inmigrantes y aprobar el recorte de fondos estatales a entidades públicas, en caso de no cumplir con las acciones establecidas.

Esta medida va en la línea de otras presentadas en la era Trump y buscan eliminar las denominadas Ciudades Santuario. Sin embargo, algunos representantes públicos de grandes ciudades han mostrado resistencia.

"Vamos a continuar siendo una ciudad santuario. No hay extraños entre nosotros. Le damos la bienvenida a la gente", llegó a decir en enero Rahm Emanuel, alcalde de Chicago.

“Ese no es nuestro trabajo: la policía de Los Ángeles no colaborará con las deportaciones anunciadas por Donald Trump en Estados Unidos”, declaró Charlie Beck, el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles.

Mariachis | Fotografía de Raven Ambers

Este es el clima bajo el que el pasado lunes el Capitolio de Texas, sede del Gobierno del Estado, fue tomado por activistas pro-migrantes que protestaban contra la aplicación de estas medidas en la región.

No obstante, quién acudiría con bastante sueño habrá sido el Gobernador de Texas, el senador Greg Abbot, quien probablemente vio interrumpidos sus pensamientos racistas gracias a un grupo de 50 activistas que se acercó a su puerta para cantarle varios mariachis.

 

Algunas de las canciones que cantaron los activistas fueron “Buenas noches SB4”, o “Tú has interrumpido nuestra paz así que interrumpimos la tuya” o “no al descanso nocturno de los fanáticos”.

La forma de esta protesta recuerda al escrache, popularizado en España hace varios años. Un acto no violento e imaginativo que busca molestar sin agredir al tiempo que llamar la atención mediáticamente.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.