EL BOOM POR CONTROL REMOTO NO DEJA DE CRECER

EL BOOM POR CONTROL REMOTO NO DEJA DE CRECER

Así son los juguetes sexuales por control remoto

La oferta de juguetes sexuales no deja de ampliarse y la diversión que implica el control remoto, cada vez más potente y preciso, lleva años propiciando un boom que crece y crece sin parar. A solas, en compañía o a kilómetros de distancia, veamos cuáles son los encantos y posibilidades que entrañan.

Lush Lovense
Lush Lovense | Lush Lovense

ELISA VICTORIA | Madrid | 05/09/2018

Las formas son variadas y hay para todos los gustos: huevos y balas vibradores, plugs anales, mangas para introducir el pene con efectos de vibración y succión, varitas mágicas, osciladores que estimulan el punto G, cabezales dobles para trabajar varios puntos al mismo tiempo, masajeadores prostáticos, placas para vulva y clítoris, bolas entrenadoras de suelo pélvico...

A corta distancia, a través de Bluetooth, o a miles de kilómetros a través de Wifi, esta categoría de juguetes permite realizar una masturbación más cómoda y precisa, jugar en público y en privado y acercar relaciones por muchos países que separen a sus usuarios.

El éxito de esta categoría de juguetes reside en que las opciones son múltiples. La mayoría de vibraciones y ondulaciones a estas alturas están controladas a través de aplicaciones de móvil que, una vez configuradas, resultan muy sencillas e inmediatas.

El móvil, claro, puede ser el tuyo o el de otra persona con la que te hayas compinchado previamente. Caminar por la calle, leer un libro o incluso acudir a una reunión de trabajo se pueden convertir en situaciones llenas de sorpresas, alegrías y divertidos apuros.

La satisfacción suele estar garantizada porque, como mínimo, mejoran la experiencia masturbatoria en soledad a unos niveles insospechados. En este caso, permiten posturas muy relajadas y versátiles si los aparatos se controlan en tiempo real a través del móvil, dibujando ondulaciones e intensidades con el dedo, y más relajadas y versátiles aún si seleccionamos un programa predeterminado especialmente diseñado por el usuario o por alguien más.

Al elegir está opción las manos quedan libres por completo para encargarse de otra cosa o para abandonarse al placer en plenitud. La mayoría puede funcionar además como accesorio complementario del coito. Los plugs, las balas o las varitas son muy recurridas en este menester.

Para las trabajadoras sexuales a través de webcam el control remoto se está convirtiendo en una herramienta básica. Paulina es webcammer y llevaba meses presenciando este boom, pero no las tenía todas consigo al principio.

“Veía la moda explotando cada vez más fuerte pero no sabía si iba a valer la pena, me parecían juguetes caros y no tenía claro si iban a tener interés de verdad para mí. Los usuarios no dejaban de preguntarme si no tenía uno de estos, había mucha demanda, así que le consulté a una amiga con más experiencia y me aconsejó que lo pillara porque seguramente lo iba a amortizar en pocos días y, sobre todo, porque me iba a divertir mucho en cualquier caso. Me decidí y fue cierto, en tres sesiones había cubierto los gastos del juguete (un Lush de Lovense) y me lo estaba pasando bomba.”

Más allá del mundo de la webcam, donde esta clase de herramienta se ha hecho extremadamente popular, Paulina le ha encontrado buena salida.

“También lo he usado para masturbarme por mi cuenta y para jugar en lugares públicos o en casa. Me dio bastante morbo descubrir que la aplicación incluía un banco de patrones realizados por otros usuarios, gente que no conozco de nada, que yo podía usar, y me gusta mucho explorar el tipo de placer que han diseñados esos desconocidos, descubro cosas que no se me ocurrirían a mí sola y la verdad es que me pone".

"También lo he usado por la calle, en bares, en la ducha o mientras tenía relaciones sexuales con mi pareja. Es muy potente, silencioso, la batería dura mucho y me está ayudando a explorar el punto G. Pero lo mejor son las sorpresas y las risas. Y todavía no me he ido de viaje pero está claro que cuando ocurra me será muy útil”.

¿Tal vez algunas de las personas que nos cruzamos día a día estarán vibrando en secreto? Si ya estáis pensando en probar, otras marcas recomendables en juguetes de calidad por control remoto y con un amplio catálogo son OhMiVob, LELO o We-vibe.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.