Las impresoras fueron el gadget estrella de los hogares españoles desde mediados de los noventa hasta bien entrado este siglo XXI, pero la llegada de los smartphones y las pantallas en general han convertido al papel en todo un proscrito de la tecnología. Evidentemente se sigue imprimiendo mucho a nivel profesional, pero a nivel doméstico es algo cada vez más raro. A pesar de ello hemos conocido una nueva impresora térmica, que lejos de lo que pueda parecer también puede tener su uso doméstico, aunque como es lógico no podemos esperar una extraordinaria calidad de impresión.

Nueva impresora térmica ultra compacta Youdao Memobird G4

Sin duda lo que más nos llama la atención de esta Youdao Memobird G4 cuando la vemos es su tamaño compacto, que cabe en una mano, y su curioso diseño, que nos recuerda al de un Walkman, aunque lógicamente hablamos de un dispositivo completamente distinto. Esta impresora no es de tinta, y tampoco es como las Polaroid ZINK que hemos conocido instantáneas, que integran la tinta en pequeños cristales integrados en el papel. Sino que se trata de una tecnología bastante más clásica, térmica. Esta es similar a las impresoras que imprimen nuestros tickets de la compra.

Impresora térmica de Xiaomi | Xiaomi

Por tanto es una impresora que no necesita tinta alguna para funcionar, simplemente introducir el rollo y comenzar a utilizarla. En este caso como suele ser habitual, la impresión es monocromo, en blanco y negro, mientras que la resolución es bastante limitada. Pero aquí ya entramos en un segmento de producto donde puede cobrar importancia nuestro lado más creativo, no buscando la fidelidad de las imágenes con una gran calidad, sino los efectos que puede ofrecer esta impresora al imprimir en monocromo y de una forma que evoca a otros tiempos. La resolución es de 306ppp, no es mucho, pero suficiente para poder imprimir cualquier imagen. Esta impresora se puede conectar al móvil mediante conectividad bluetooth, y para el público chino está orientada en parte para el uso en la escuela primaria, pero lo que a nosotros nos interesa es que la app con la que se conecta nos permite imprimir cualquier fotografía directamente en la impresora, aunque esta nos muestre el resultado en blanco y negro y con una resolución un tanto vasta. Esta impresora tiene unas dimensiones de 86.8 × 79.3x39 mm y un peso de 165 gramos, por lo que podemos llevarla incluso en el bolsillo de cualquier chaqueta.

Esta impresora cabe en cualquier lugar | Xiaomi

La batería con la que cuenta es de 900mAh, lo que nos da para imprimir hasta ocho rollos seguidos, lo que sin duda es mucho imprimir. La carga puede hacerse en dos horas, por lo que no es mucho tiempo para llevar siempre con nosotros la impresora, por lo que pueda pasar. Desde luego no es un tipo de impresora usual, aunque sin duda puede tener una utilidad, sobre todo si queremos darle un toque diferente a nuestras impresiones, al fin y al cabo la app de la impresora permite enviar cualquier imagen a esta de manera rápida y sencilla. El precio al que llega al mercado chino, y que podremos importar, es de 42 dólares, unos 36 euros al cambio.