Los altavoces inteligentes se han convertido en dispositivos habituales en nuestras casas. Su precios cada vez más económicos, unido a la compatibilidad con nuestros móviles y sencillez de uso han permitido que grandes empresas como Amazon o Google hayan colocado millones de altavoces en otros tantos domicilios de todo el mundo. Estos dispositivos creados para ayudarnos, y con un aspecto bastante inofensivo en realidad pueden entrañar muchos riesgos, más allá de los beneficios que nos puedan aportar, sobre todo cuando hablamos de privacidad. Este es un apartado en el que estos dispositivos han estado en el centro de la polémica desde hace unos meses, cuando conocimos que estaban todo el día no solo escuchando lo que decíamos, sino grabándolo y enviándolo a unos servidores de estas compañías.

Un gadget para neutralizarlos

El dispositivo en el que nos fijamos hoy es una especie de pulsera que ha sido diseñada para crear alrededor de nosotros una burbuja dentro de la cual nada de lo que se diga pueda ser escuchado por terceras personas. Ese es un riesgo que está ahí, que es real, y que amenaza frontalmente la privacidad de nuestra vida cotidiana. La Universidad de Chicago ha desarrollado ahora una pulsera que es capaz de neutralizar la acción de los micrófonos existentes a nuestro alrededor, sean de la naturaleza que sean. No solo hablamos de los micrófonos de los altavoces inteligentes, sino también de todos aquellos que nos rodean integrados en dispositivos inteligentes.

Con esta pulsera lo que se consigue es neutralizar a cualquier micrófono que haya a nuestro alrededor, hasta el punto de que este será incapaz de escuchar lo que decimos. Esta pulsera se compone de veinticuatro altavoces que emiten señales de ultrasonidos una vez que la pulsera está en marcha. Uno de los puntos en contra de esta tecnología es que los ultrasonidos que genera para neutralizar a los micrófonos pueden ser audible para algunas mascotas, por lo que hay que extremar la precaución cuando se utiliza cerca de ellos. De momento este dispositivo es solo un prototipo, pero en el futuro sí que podría convertirse en un wearable completamente funcional.

De esta manera con una pulsera como esta en nuestra muñeca y activada, los micrófonos a nuestro alrededor no podrán captar ninguna de nuestras conversaciones, ya que estos dispositivos, como los altavoces inteligentes, solo podrán captar el silencio que generan los ultrasonidos de la pulsera. En los últimos meses habíamos conocido casos en que las grandes firmas tecnológicas habían estado grabando las conversaciones de los usuarios a través de los micrófonos de los altavoces, incluso cuando no interactuábamos con ellos. Además luego esas conversaciones eran revisadas por empleados que no siempre trataban de la forma más adecuada esas conversaciones.

Por tanto el desarrollo de este dispositivo tiene todo el sentido, y en el largo plazo podría ser un perfecto aliado para evitar que nadie a nuestro alrededor pueda grabar lo que estamos diciendo salvo que tenga nuestro permiso expreso. Ahora podemos elegir en estos altavoces si se guardan o no nuestras conversaciones, con fines de aprendizaje del asistente, pero es evidente que la amenaza de una grabación no consentida siempre estará ahí. Con este dispositivo se neutraliza por completo ese riesgo.