La tecnología avanza a pasos agigantados, tanto que con cada año que pasa vemos como algunos dispositivos van mutando su uso y apariencia con la aparición de nuevos materiales y componentes cada vez más pequeños. Es el caso de los monitores, que siempre han sido en su mayoría dispositivos poco amigos para el transporte, y para utilizarlos de manera cómoda como segunda pantalla. En cambio el dispositivo en el que nos centramos hoy nos ofrece una manera completamente diferente de añadir una pantalla secundaria a nuestro ordenador o tableta. Porque es una pantalla de 13 pulgadas ultra delgada que podemos transportar en una simple funda.

La pantalla portátil más delgada

Seguramente es algo que no os habíais planteado, tener una pantalla secundaria para vuestros dispositivos que podéis transportar de una forma tan sencilla como lo harías con tu tableta, por poner un ejemplo. Eso es lo que nos ofrece la pantalla secundaria de Espresso Displays, que ha llegado a Kickstarter, donde nada más comenzar su campaña para recoger fondos ha pulverizado la el objetivo que se habían marcado. Y no nos extraña, porque es realmente una solución real y muy práctica a algo que a muchos nos hace falta en nuestro trabajo diario. No estamos hablando de una tableta o dispositivo autónomo, sino que se trata de una tableta que hace las veces de monitor secundario.

Contar con este tipo de monitores cada vez es más común en distintitos entornos, sobre todo profesionales o de gaming. Pues bien, esta pantalla de Espresso Displays es sobre todo portátil, porque además de su tamaño de 13 pulgadas, tiene un grosor de solo 5mm, lo que es mucho menos del grosor de la mayoría de móviles del mercado. Además su peso también es limitado, de 690 gramos. Además es una pantalla táctil, por lo que podemos manipularla fácilmente con los dedos y realizar gestos de todo tipo sobre ella. Viene con conector USB tipo C, así como HDMI para poder conectar a cualquier fuente de vídeo.

Podemos hacernos además con accesorios que nos permite mantener la pantalla erguida, como si se tratara de un monitor con su propia peana. Su fabricación es de alta calidad, ya que sus acabados son de aluminio de grado aeronáutico. Además al ser de metal, podemos acoplarla a uno de sus accesorios imprescindibles una peana flexible, en la que podemos convertir esta pantalla secundaria como un monitor en un instante. Además podemos cambiar sin esfuerzo la orientación de horizontal a vertical y viceversa. Esta pantalla tiene una resolución Full HD, por lo que es más que suficiente para utilizarla con cualquier fuente, como una tableta u ordenador portátil.

Es una pantalla con infinidad de usos, porque también para nuestros ratos de ocio puede servir para conectar nuestra consola de sobremesa y jugar en el jardín cómodamente. Como os decíamos, la campaña de Kickstarter ya es un completo éxito. Podemos comprar una de estas pantallas por 171 euros al cambio, más los gastos de envío. Mientras que las primeras unidades se entregarán a sus propietarios a partir del mes de febrero de 2020.