La Asociación Española de Pediatría (AEP) considera que lo habitual no es que un niño esté triste o apático. Sin embargo, puede pasar y, en realidad, todos podemos expresar tristeza de vez en cuando, pero si estos sentimientos no desaparecen y se acompañan de otros síntomas que provocan malestar o dificultades para llevar a cabo una vida cotidiana, puede que exista un trastorno de salud mental.

La pandemia, el confinamiento y los cambios derivados de esta situación de emergencia han repercutido de forma negativa en la salud mental de los niños y de los adolescentes en todo el mundo. En los últimos meses ha aumentado el número de las consultas por síntomas de depresión y ansiedad, intentos de suicidio y alteraciones de la conducta alimentaria en este colectivo.

La depresión no solo es una enfermedad que afecta a los adultos, también la sufren los niños. Las principales causas responsables de que un menor desarrolle depresión son multifactoriales, porque son factores hereditarios, ambientales, socioculturales los que pueden propiciar un trastorno depresivo.

Existen unas señales de alerta que pueden servir para detectar si un niño o un adolescente sufre depresión.

La depresión no es solo cosa de adultos, estos son los signos en la población infantil

  • Pérdida de interés por las cosas que siempre le han gustado
  • Cambios en el humor: ya sea tristeza, llanto o irritabilidad, mal genio
  • Cambios en el apetito y en el peso
  • Insomnio, problemas con el sueño, o aumento de la necesidad de dormir
  • Falta de energía, fatiga
  • Empeoramiento de la autoestima
  • Dificultades para concentrarse o mayor inseguridad para tomar decisiones
  • Pesimismo, desesperanza
  • Ideas de muerte, ideas de suicidio

En caso de sospecha habría que acudir al pediatra que es el especialista encargado de derivar al menor a la consulta de un especialista en salud mental infantil, ya sea un psicológo o un psiquiatra.

Para los expertos, la detección temprana y la intervención precoz son claves para conseguir una recuperación y un buen pronóstico de los menores.

'De esto hay que hablar', la campaña de Constantes y Vitales para concienciar sobre la importancia de la salud mental

Cinco rostros de la cadena, Ana Pastor, José Yélamo, Mamen Mendizábal, Cristina Pedroche e Iñaki López, protagonizan sendos spots que buscan visibilizar y abordar esta problemática, eliminando el estigma que existe a su alrededor y profundizando en su conocimiento para hacerle frente.