Aldeas Infantiles SOS asegura que el binomio pandemia-crisis socioeconómica está teniendo un enorme impacto en la salud mental de la infancia y la adolescencia en nuestro país y advierte de la importancia de la prevención, la evaluación y la atención temprana para evitar posibles trastornos a largo plazo.

La organización incide en que la salud mental en la infancia es un derecho y con motivo del cercano Día Mundial de la Salud Mental, ha puesto en marcha el proyecto audiovisual ‘Consejos para mejorar la salud mental de nuestros hijos’ con el fin de apoyar a los padres, madres y cuidadores en la tarea de velar por el bienestar emocional de sus hijos e hijas.

El proyecto se trata de una iniciativa audiovisual en la que, de la mano de la psicóloga y experta en terapia familiar María Salamanca, se abordan distintos aspectos relacionados con la salud mental de la infancia.

En diferentes episodios que se irán difundiendo periódicamente, Aldeas ofrecerá a las familias consejos para ayudar a sus hijos e hijas a entender, aceptar y gestionar sus emociones, así como recomendaciones para identificar señales que indican que un niño o niña está sufriendo, para generar en casa espacios y momentos que faciliten el intercambio de emociones, o abordar una situación traumática de forma que no repercuta en su salud mental.

En este primer vídeo, en apenas tres minutos, se habla sobre algunos conceptos que a veces no suelen estar claros acerca de lo que es la salud mental, cómo influye nuestro estado emocional en nuestros hijos o cómo podemos cuidarla. Como avance este apunte, la salud mental no consiste en estar feliz todo el tiempo, sino en aprender a manejar las emociones.

Aldeas Infantiles SOS trabaja para que el derecho a una buena salud mental sea una realidad para los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y familias en situación de vulnerabilidad.

La organización alerta de que la salud mental de los niños, las niñas y los adolescentes es especialmente vulnerable en momentos de crisis como el actual, en el que los efectos de la pandemia, unidos a las dificultades socioeconómicas que atraviesan 1,5 millones de hogares con hijos e hijas en nuestro país, están afectando a su bienestar emocional.

“En los últimos dos años casi se han doblado los trastornos de salud mental de niños, niñas y adolescentes; hablamos de autolesiones, trastornos de conducta alimentaria, ansiedad, depresión o agresividad, entre otros, y han aumentado los comportamientos suicidas de forma realmente preocupante“, afirman desde la organización de atención directa a la infancia.

“A ello hay que añadir que en España uno de cada tres niños, niñas y adolescentes está en riesgo de pobreza o exclusión social y se enfrenta a obstáculos que dificultan su estabilidad y afectan negativamente a su salud mental“, añaden

En los hogares expuestos a una situación continuada de dificultades socioeconómicas se viven situaciones estresantes de forma frecuente, lo que hace a los niños y niñas especialmente vulnerables a trastornos de salud mental como ansiedad, depresión o problemas de conducta, entre otros. Además, en estos hogares se dispone de menos recursos para acceder a atención terapéutica.

Por ello, el proyecto audiovisual 'Consejos para mejorar la salud mental de nuestros hijos' tiene el objetivo de apoyar a las familias en esta tarea.

Para Aldeas Infantiles SOS, la prevención, la evaluación y la atención temprana son claves porque permiten reducir los efectos psicológicos de las dificultades vividas y evitar problemas futuros. “Esto es válido para todos los niños, niñas y adolescentes, si bien es aún más importante en el caso de aquellos en situación de especial vulnerabilidad por hacer frente a situaciones particularmente complicadas“.

La salud es un derecho y sin salud mental no hay salud.