PUEDE SOBREVIVIR 'HOUSE OF CARDS' O 'TRANSPARENT' AL ESCÁNDALO DE ABUSOS SEXUALES

PUEDE SOBREVIVIR 'HOUSE OF CARDS' O 'TRANSPARENT' AL ESCÁNDALO DE ABUSOS SEXUALES

¿Puede una serie sobrevivir sin su protagonista? Sí, es tu turno Claire

Kevin Spacey y Jeffrey Tambor, estrellas de dos de las ficciones televisivas más aclamadas de los últimos años, 'House of Cards' y 'Transparent', abandonaron los proyectos tras ser acusados de agresión sexual. La industria sobrevivirá sin ellos, pero, ¿lo harán sus series? Echamos la vista atrás para hablar de otros títulos que han pasado por lo mismo, y que han demostrado que es la oportunidad perfecta para reinventarse y tratar nuevos temas.

House of Cards
House of Cards | Agencias

VÍCTOR M. GONZÁLEZ | @VictorMGonz | Madrid | Actualizado el 08/02/2018 a las 09:26 horas

El caso de Harvey Weinstein y la avalancha de acusaciones de delitos sexuales que han llegado más tarde están transformando Hollywood. Es así por suerte; no la de que se hayan producido estas agresiones durante tantas décadas y con impunidad, sino la de que las víctimas por fin hayan conseguido el apoyo y el altavoz para desvelarlas.

Uno de los efectos más inmediatos que se esperaban, como es obvio, es el de la paralización o directa cancelación de proyectos producidos o protagonizados por los estudios y los acusados implicados. Según el portal OUT, desde el mes de octubre, alrededor de 20 películas y más de 25 títulos televisivos han sufrido cambios, incluso la guillotina. Que así sea, que siga lloviendo la penitencia contra los agresores.

Hace unas semanas, este debate generó otro muy particular que revive cada cierto tiempo. ¿Debemos despreciar el trabajo de artistas acusados de agresión sexual, como Woody Allen, Bernardo Bertolucci o Bill Cosby? Podemos hacer algo mejor.

Aprovechar el visionado de sus películas para reflexionar sobre los discursos de poder que se ejercen en ellas, y recordar que hoy las consideramos obras de arte porque esos hombres se aprovecharon de sus privilegios. Los ejemplos que ahora nos ocupan son diferentes: ¿se deben cancelar series o prescindir de sus protagonistas, señalados como agresores? Habría que valorar cuántas personas quedarían sin trabajo por ello, pero la respuesta ha de ser sí. Que Hollywood deje de amortizar el abuso.

Una oportunidad para ponerse políticos

Entre los proyectos afectados, se encuentran dos ficciones de gran visibilidad y ovación que los fieles televisivos conocen bien. Una es 'House of Cards', cuyo oscarizado actor, Kevin Spacey, ha sido acusado de abuso sexual por más de 15 hombres. Otra es 'Transparent'; la estrella de 'Transparent', que ha recibido denuncias de tres mujeres.

Había mucha expectación sobre cómo las plataformas implicadas, Netflix y Amazon (de esta última, 'Transparent' no es el único título involucrado), manejaban el asunto, y ha cundido el sentido común: ambas continuarán sin sus personajes protagonistas, aunque a Tambor no se le ve muy seguro. No estamos solo ante movimientos de producción, sino políticos: la industria sobrevivirá sin sus héroes caídos.

¿Lo harán también sus series? Es una pregunta que todo seriéfilo se ha hecho alguna vez, tras los anuncios de actores que dejan la ficción que protagonizan por una u otra razón. En el caso de 'House of Cards' y 'Transparent' cobra más sentido que nunca, porque son figuras centrales.

Pero sí, claro que sobrevivirán, y además aprovecharán esta oportunidad para demostrar que Hollywood no solo puede, sino debe, desterrar a los agresores sexuales. A 'House of Cards' se lo han puesto en bandeja; si la quinta temporada dio más protagonismo a Robin Wright, la última es la excusa perfecta para ponerla de presidenta de Estados Unidos. Pero, ¿qué hay de 'Transparent'? Será más difícil, pero Gabby Hoffman logró un gran interés en la cuarta entrega.

De 'Cheers' a 'Expediente X' (y 'Aída')

La historia de la televisión nos ha demostrado, además, que no hay mal que cien años dure ni serie que lo aguante. Nosotros tenemos un ejemplo clarísimo, la marcha de Carmen Machi de 'Aída', que siguió titulándose así sin su protagonista, y sobrevivió varias entregas más. ¿A duras penas? Así fue para algunos, pero quizá no por esa ausencia, sino porque las series tan largas acaban sufriendo desgaste.

Un caso icónico fue 'Cheers': Shelley Long abandonó en la quinta temporada, incluso teniendo una relación clave con el personaje de Ted Danson, y la sustituyó Kirstie Alley durante cinco años más. El recuerdo más paradigmático para mal es 'Expediente X': David Duchovny faltó en las dos últimas temporadas (no en su final), y la ficción lo padeció.

De otras series que han pasado por lo mismo hemos aprendido lo siguiente: lo primero, que estamos ante un mercado, y los títulos que mejor funcionan deben continuar (le sucedió a 'Dos hombres y medio' tras la marcha de Charlie Sheen, al que reemplazó Ashton Kutcher); además es una oportunidad para reinventarse y darle un nuevo enfoque a los temas y los personajes ('Doctor Who' se renueva periódicamente, y veremos pronto a la primera mujer en el papel).

Y lo más evidente: las ficciones que mejor soportan el cambio son las procedimentales, las del caso de la semana ('CSI' continuó sin Grissom, y también le ocurrió a 'Mentes criminales') y las que tienen un excelente reparto coral ('The Good Wife' cuando Josh Charles voló del nido).

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.