APRENDIZAJE Y TRANSMISIÓN

APRENDIZAJE Y TRANSMISIÓN

Las abejas aprenden trucos y se lo transmiten a otras de la colmena

Descubren que algunas abejas son capaces de resolver instintivamente problemas y transmitir su técnica al resto de la colmena.

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | Actualizado el 08/02/2018 a las 20:23 horas

Abeja
Abeja | Agencias

El comportamiento y las capacidades cognitivas de los animales nunca dejan de sorprender, al igual que la manera en la que enseñan sus conocimientos a otros de su misma especie, como los cuervos o los primates que son capaces de utilizar herramientas para conseguir comida. Pero, cuidado, que ahora se unen los insectos a la fiesta.

Un estudio publicado en la revista ‘PLoS Biology’ sugiere que las abejas no sólo son capaces de resolver un problema instintivamente, sino que también poseen “los elementos cognitivos esenciales para la transmisión cultural”. Hablando claro: una abeja es capaz de aprender un truco y transmitirlo para que otra aprenda su comportamiento.

Para demostrar esto, los autores tuvieron que familiarizar a las abejas con unas flores artificiales en su hábitat para luego realizar un experimento con ellas por separado. A estas flores falsas les añadieron una pequeña cuerda que al tirar de ella hacía que la flor desprendiera una gota de agua con azúcar.

Los investigadores se armaron de paciencia y entrenaron con éxito a 23 de 40 abejas, con una media de dedicación de entre 5 y 45 minutos por cada ejemplar. Entre las triunfadoras escogieron a las tres que vieron más avispadas (perdón por el chiste fácil) para el siguiente paso.

Colocaron en la misma jaula a una de la maestras con una abeja novata, que vio cómo la primera tiraba de la cuerda para conseguir su recompensa. En total, 15 de las 25 abejas descubrieron el truco aprendiéndolo de su congénere.

grafico

¿Cómo contabilizaron los datos? Si una abeja se posaba en la flor y no hacía nada, inmediatamente contaba como 'error', a pesar de que ella misma pudiera aprender instintivamente el procedimiento.

Lo que había que demostrar es que buena parte del grupo podía beneficiarse del conocimiento de una de sus integrantes. Los autores del estudio comprobaron la propagación en cadena en dos grupos en cuatro grados de separación. Es decir, la abeja D aprendió a tirar de la cuerda de la C, que a su vez aprendió de la B, que a su vez lo hizo de la A.

A esto los científicos lo llaman “transmisión cultural”. Si no nos encontramos con situaciones así habitualmente no es porque las abejas no tengan capacidad de solucionarlas, sino porque en la naturaleza no se les presentan desafíos como el de esta investigación.

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.