EL MEJOR ESTILO DE VIDA DEL MUNDO

Las mejores rutas de la tapa de la Comunidad de Madrid para disfrutar en compañía

La Comunidad de Madrid es el destino ideal para los amantes de la buena gastronomía. Te recomendamos las mejores zonas para disfrutar del gran placer del tapeo.

Las mejores rutas de la tapa de la Comunidad de Madrid para disfrutar en compañía

Las mejores rutas de la tapa de la Comunidad de Madrid para disfrutar en compañía Turismo de Madrid

STORIES

Si hay un concepto que se asocie a la gastronomía española, tenemos que hablar de la tapa. Algo tan sencillo como acompañar una ronda de bebidas con un aperitivo puede convertirse en todo un arte cuando se dispone de creatividad y buen producto.

No son pocos los turistas que optan por un destino u otro en función de la calidad de las tapas locales. En este sentido, no es de extrañar que la Comunidad de Madrid sea una de las opciones preferidas de los amantes de un buen tapeo. Tanto la capital como el resto de localidades de la región son famosas por sus zonas de bares y restaurantes, que ofrecen tapas de primer nivel.

De tapeo por Madrid
De tapeo por Madrid | Cortesía de Turismo de Madrid

Si lo que buscas es probar platos típicos como las patatas bravas, callos madrileños o calamares a la romana al tiempo que disfrutas de un buen vino, una caña bien tirada o un vermú, toma nota de estas recomendaciones:

De tapas por Madrid Capital

Prácticamente cada barrio de la capital cuenta con su propia zona de tapas. Aun así, podemos destacar las siguientes áreas de interés:

  • Zona centro: El casco histórico sumerge al visitante en locales de tapas con más de un siglo de historia. La zona de Sol, la Plaza Mayor y sus calles aledañas, que conforman el Madrid de los Austrias, son algunas de las áreas donde tomarte un vino o una caña acompañadas de una buena tapa. Especial mención merece el Mercado de San Miguel, un espacio icónico en el que disfrutar de productos de gran calidad provenientes de todo el país.
  • Huertas: No muy lejos, nos encontramos la zona de Huertas, donde podemos disfrutar de estilos opuestos en las calles que atraviesan la Plaza de Santa Ana. En esta zona encontraremos una mezcla de tapas tradicionales con tapas más creativas y modernas, razón por la cual el Barrio de las Letras se ha convertido en uno de los enclaves más visitados por los turistas para probar la gastronomía madrileña.
  • Malasaña: Uno de los barrios más bohemios de la capital, Malasaña cuenta también con una vibrante escena gastronómica. Abundan las terrazas, pero también establecimientos históricos como la Bodega de la Ardosa o Casa Camacho, en donde podremos disfrutar de un buen vermú con los mejores pinchos de tortilla, entre otras delicias típicas.
Bodegas La Ardosa, en Malasaña
Bodegas La Ardosa, en Malasaña | Cortesía de Turismo de Madrid
  • La Latina: Otra zona ideal para amantes del terraceo, La Latina es una de las áreas de bares con más ambiente de Madrid. El tapeo en el barrio adquiere su máxima expresión los domingos: ninguna visita a El Rastro se considera completa sin parar a tomar algo en locales emblemáticos como Casa Amadeo o El Muñiz.
  • Lavapiés: La principal calle de tapeo de Lavapiés es Argumosa, en donde el visitante encontrará numerosos bares y terrazas consecutivas para probar todo tipo de platos sin siquiera cambiar de acera. Este barrio cuenta además con su propia ruta de la tapa, denominada (¿cómo no?) Tapapiés. Este evento anual se ha convertido en uno de los planes gastronómicos más esperados de la capital.

De tapas por la Comunidad de Madrid

En la Comunidad de Madrid está tan asentada la cultura de la tapa que es posible recorrer prácticamente toda su geografía de bar en bar. Raro es que no haya algún evento relacionado con el tapeo en alguna localidad prácticamente en cualquier fecha del calendario. Aunque la oferta entre la que elegir es casi infinita, destacamos algunos planes imprescindibles para amantes de las tapas:

  • Alcalá de Henares: La ciudad de Cervantes es uno de los destinos con más ambiente de bares en la Comunidad de Madrid. Tomar algo en Alcalá de Henares es una tradición obligatoria para el visitante, que encontrará establecimientos especializados en tapas como Indalo o Macandé. Incluso en el Parador de Alcalá las tapas son exquisitas.
  • San Lorenzo de El Escorial: Ninguna visita al Monasterio de El Escorial puede acabar sin un buen tapeo. Esta localidad cuenta con decenas de locales de tapas conocidas por su calidad. También tiene su propia ruta de la tapa: Tapas por San Lorenzo, una cita que atrae visitantes de toda la región.
  • Aranjuez: Esta villa no sólo es conocida por su espectacular palacio y sus vastos jardines. Los restaurantes de Aranjuez bien merecen una visita por sí mismos. Cabe destacar su Feria Goyesca dedicada al tomate de Aranjuez, un evento en el que cada año los hosteleros se esmeran por elaborar la mejor tapa realizada con este delicioso ingrediente.
  • Chinchón: Otra localidad famosa entre los amantes del buen comer es Chinchón. Pocos planes mejores que visitar su fotogénica Plaza Mayor y continuar de tapeo por los establecimientos locales. La Ruta de la Tapa de Chinchón tiene lugar en el mes de noviembre y permite disfrutar de la rica gastronomía de la región.
Tapeo en Chinchón
Tapeo en Chinchón | Cortesía de Turismo de Madrid
  • Galapagar: También en el mes de noviembre se celebra la feria de la tapa Otoño Gastronómico de Galapagar. Los propios clientes son los encargados de valorar las tapas y deciden cuál es la mejor de cada edición. Esta competición anima a los hosteleros a innovar y buscar los mejores productos y recetas, por lo que no es de extrañar que Galapagar sea uno de los destinos favoritos de los más foodies.
Viajestic » Madrid, me quedo contigo