Costa Rica es un destino vacacional y de verano como pocos porque, como le sucede a México y a otros países de Centroamérica, juega con la posibilidad de poder ofrecernos playas en sus dos costas, la del Caribe y la del Pacífico, dos costas muy diferentes aunque paradisíacas ambas. Nosotros queremos visitar las dos pero ¿y si no hay tiempo para tanto? entonces habrá que elegir solo una -Caribe o Pacífico- y dejar la otra para un próximo viaje ¿a cuál nos vamos? en Turismo de Costa Rica nos dan pistas para que elijamos la que mejor encaje con el tipo de viaje que soñamos.

Caribe, Costa Rica | Imagen cortesía de Turismo de Costa Rica

Así, a bote pronto, el cuerpo nos pide Caribe porque en nuestra mente el Caribe es siempre el paraíso y son más de 300 los kilómetros de costa caribeña que tiene Costa Rica; además el caribe costaricense es rico a rabiar, no se limita a ofrecer playas de escándalo (que también): en el norte está el Parque Nacional de Tortuguero y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Barra del Colorado, rincones ideales para los amantes de la pesca deportiva ¡y de las tortugas!; los canales fluviales que unen el Puerto de Moín con Barra del Colorado completan una oferta muy de naturaleza ideal para los amantes del ecoturismo y del ocio y disfrute alrededor de la flora y fauna de los lugares que visitan.

Las localidades de Cahuita, Puerto Viejo y Gandoca-Manzanillo representan más la idea que tenemos del Caribe y sus playas de ensueño aliñándolas además con la cultura de origen africano de la zona. Culturalmente, tanto en la música como en la gastronomía y la arquitectura, la zona caribeña de Costa Rica es de verdad Pura Vida, muy diversa y suculenta.

Playa Hermosa, Punta Arenas | Imagen cortesía de Turismo de Costa Rica

¿Y la costa del Pacífico? ¿qué nos ofrece? la verdad es que esta cara de Costa Rica también nos invita a recorrerla de norte a sur; en el norte Guanacaste y sus más de 700 kilómetros de costa, sus bosques, sus playas de arenas blancas y una de las zonas turísticas más rica del país, de hecho es precisamente en esta provincia donde tendrás más hoteles de lujo para elegir el resort en el que te sientas más cómodo.

Quepos, Jacó y Puntarenas son las ciudades más importantes de la costa central del Pacífico costaricense y desde ellas podrás además trasladarte a islas paradisíacas como las del Golfo de Nicoya o isla Coco (aunque esta última está a unos 600 kilómetros de Puntarenas); esta zona de la costa de Costa Rica nos ofrece una gran biodiversidad en sus bosques tropicales.

Santa Teresa, Costa Rica | Imagen cortesía de Turismo de Costa Rica

Y más al sur podremos perdernos en los casi 500 kilómetros de costa sur del Pacífico de Costa Rica, aquí tanto los amantes del senderismo como los de las playas se sentirán en la gloria, podrán disfrutar de espectaculares, paseos por los manglares, del surf, del buceo, de la pesca deportiva, de la observación de delfines y ballenas; esta es una zona tanto de turismo de playa como de ecoturismo gracias a sus parques naturales como el Parque Nacional Marino Ballena, la Reserva Biológica del Isla del Caño y el Parque Nacional Corcovado.

¿Te sientes capaz de elegir, hablando de Costa Rica, entre su Caribe y su Pacífico? (nosotros tampoco...).