Las Islas Vírgenes Británicas esconden un tesoro rodeado de aguas de color azul turquesa y arrecifes de coral. Un tesoro repleto de playas de brillante arena blanca, en una pequeña isla de 74 hectáreas en el mar Caribe, que bien podría confundirse con un pequeño rincón del paraíso.

Necker Island es el refugio perfecto, el que desde hace unos años eligen muchas estrellas de Hollywood para perderse con total privacidad. Y es que este, es un pequeño hotel aislado, con todas las comodidades, y con los más bellos rincones que uno pueda imaginar y alquilar completo si lo desea.

Y este ha sido el lugar elegido también por el ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, para disfrutar, junto con su esposa Michelle, de unas vacaciones en las Islas Vírgenes Británicas. Eso sí, en este caso con un anfitrión muy especial, el propietario de este magnífico resort, el multimillonario Sir Richard Branson.

Si eres de los que ha soñado una y mil veces con perderse en una isla desierta de modo que nada ni nadie pudiera encontrarte, te encantará este destino, aunque tendrás que esperar a que se vayan sus ilustres invitados.

Necker Island | HomeAway

Llegar a Necker Island no es difícil, desde San Juan de Puerto Rico, Barbados, St Thomas o Isla Antigua, puedes coger un avión hasta Beef Island en Tortola. Y una vez allí, ye recogerá el personal del hotel para llevarte en barco hasta la isla, un pequeño paseo de unos 30 minutos. Aunque desde las islas vecinas también se puede llegar en helicóptero directamente al hotel.

El Hotel dispone de ocho maravillosas habitaciones con vistas y camas king size en el edificio principal, una impresionante y enorme suite en la parte de arriba con vistas panorámicas y jacuzzi, y seis casas balinesas individuales repartidas por toda la isla. Y todas las habitaciones disponen de baño privado en suite.

Si viajas con tus hijos, hay un gran camarote con capacidad para seis niños, y la capacidad total del hotel es de 30 adultos. Ideal para unas vacaciones en grupo.

La estancia incluye las comidas y bebidas, incluido el champagne, todas las actividades, fitness, Spa, traslados en lancha privada desde Tortola, y el personal de servicio.

También es posible alojarse cuando la isla no está alquilada al completo. Normalmente suele ser entre semana. Y además organizan celebraciones como bodas, cumpleaños o fiestas privadas.

Este hotel fue construido por el magnate británico Richard Branson y pertenece a Virgin Limited Edition. De hecho, fue en un principio diseñado por el mismo, como el refugio perfecto para su familia, por eso está pensado para que los más pequeños disfruten mientras sus padres se relajan.

Disponen de niñeras y cuidadoras que se contratan aparte.

Necker Island | HomeAway

Y en la isla no nos vamos a aburrir. Hay muchas actividades que podemos realizar: tenis, paseos en kayak, esquí náutico, buceo, kite surf o wakeboard, paseos por la isla para disfrutar de la naturaleza virgen donde podremos observar flamencos, lémures, tortugas y otras muchas aves que habitan la zona. Y todo sin contar con las piscinas de bordes infinitos, las impresionantes vistas del Caribe y las excursiones a las islas vecinas. También puedes jugar al billar o entrenar en el gimnasio.

El hotel dispone también de un Spa aunque los tratamientos no entran en la tarifa. Lujo en uno de los lugares más hermosos del mundo, no apto para todos los bolsillos, pero soñar si podemos.

El matrimonio Obama está disfrutando de unos días de descanso para dos en la isla de Necker, en este paraíso privado frente al mar. Podrán disfrutar de las vistas más azules desde cualquiera de sus tres terrazas en la azotea, refrescarse en su jacuzzi privado o simplemente tomar el sol a un paso de la exuberante naturaleza y el mar. Lujo y sofisticación son la marca de cualquiera de los alojamientos que posee Virgin Limited Edition. Una propiedad que también se anuncia en HomeAway y que está también a tu alcance.

Más información: HomeAway Islas Virgenes Británicas

También te puede interesar

Lujo ecológico en el corazón de la isla de Bali

Thanda, una isla privada solo para ti