Oliete es uno de los municipios de Teruel que más secretos guarda. No se encuentra cerca de la autopista, lo que hace que tenga aún más encanto. Se encuentra a unas 3 horas y media de Madrid, aproximadamente, pero te aseguramos que merece muchísimo la pena. Sobre todo porque en este lugar se encuentra una fascinante y enorme brecha en la tierra.

Y cuando decimos enorme... Lo decimos por algo. Cuenta con un total de 85 metros de diámetro y, por si fuera poco, más de 100 metros de profundidad. Con lo cual, ya te damos un aliciente para que desees visitar este rincón de Teruel que desde luego no deja absolutamente indiferente a nadie. ¡Y no es para menos!

Oliete se encuentra cerca de míticos pueblos turolenses como Híjar o Calanda. Lo que pocos saben es que sus pueblos vecinos guardan grandes tesoros como fósiles que han llegado a ser hallados nada más y nada menos que en las laderas que se encuentran entre el propio pueblo de Oliete y el mismo río Martín.

Las calles de este pueblo turolense son verdaderamente espectaculares y especiales. Tienen un encanto de lo más peculiar. En cuanto al paisaje ubicado a varios kilómetros a la redonda, podemos observar algo completamente áspero, ocre y muy pero que muy austera. Eso sí, sin contar con esos maravillosos márgenes del río Martín. En este lugar, las choperas logran humedecer ese paisaje tan árido.

Sima de San Pedro | Imagen de Deoliete en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Muchos visitantes son los que acuden a este lugar para observar unas increíbles excavaciones de unos dos o tres siglos antes de Cristo, aproximadamente. También es un rincón impresionante para realizar rutas de senderismo, así como practicar motocross. Lo que es un hecho es que es un paisaje precioso para pasear pero, sobre todo, disfrutar.

Eso sí, la mayoría de visitas que recibe Oliete tiene un objetivo: Ver en primera persona un fenómeno absolutamente único. Se trata de una enorme hueco en la Tierra que es difícil de olvidar. Se conoce como 'Sima de San Pedro' y, durante varios siglos, fue considerado como un lugar de lo más inquietante así como amenazador.

Es algo así como un pozo sin fondo a simple vista puesto que las piedras tardan varios segundos en llegar al fondo. Debemos tener en cuenta que, desde la pasarela hasta el propio lago, existen unos 86 metros aproximadamente. Es espectacular y, tanto es así, que por su valor geológico es llegado a considerar como algo único en toda Europa.

En esta brecha tan impactante podemos encontrar materiales del jurásico. Por si fuera poco, podemos encontrar un total de veinticinco especies tanto de aves como de reptiles, anfibios y, por supuesto, mamíferos. El fondo de esta 'Sima de San Pedro' está ocupado por un lago que cuenta con 22 metros de altura, así como unos 560.000 metros cúbicos de agua, aproximadamente. Un lugar mágico que, a pesar del tiempo, sigue dando muchísimo que hablar. ¡Y que tienes que visitar!