Si eres una persona con un fuerte espíritu aventurero y a la que no le asusta el frío, esta es tu oportunidad. Hasta el 8 de octubre podremos enviar nuestra candidatura para formar parte del equipo que acompañará a la científica científica ambiental Kirstie Jones-Williams en una expedición científica a la Antártida.

El objetivo de este proyecto denominado “Antartic Sabbatical” llevar a cinco voluntarios para investigar la presencia de microplásticos en el continente más aislado y recóndito del planeta. La duración del viaje es de un mes, y se llevará a cabo en diciembre. No obstante, no se pasará el mes íntegro en el continente helado, ya que el itinerario cuenta con tres fases diferentes.

Antártida | Foto de Joe Mastroianni, National Science Foundation. Fuente Wikimedia Commons

La primera fase se corresponde con las semanas 1 y 2 que se pasarán en Chile, donde tendrá lugar la formación. Está claro que no nos iban a soltar así por las buenas entre glaciares en la Antártida sin antes darnos un pequeño curso de preparación. Estas semanas comenzarán por conocer a tus compañeros y a la líder de la expedición, Kirstie Jones-Williams. Después se sigue con un entrenamiento tanto a nivel físico como mental, para poder desempeñar nuestra función de exploradores en las duras condiciones de la Antártida. Nos iremos haciendo con el lenguaje técnico y científico, conoceremos cada detalle de nuestro equipamiento y cómo emplearlo correctamente, y también a los colaboradores locales. La naturaleza chilena es un lugar ideal para empezar a hacernos una idea de cómo será está entre hielo y nieve.

Antártida | Foto de InstaWalli. Fuente Pexels

La segunda fase discurre durante la tercera semana, ahora ya sí que nos vamos a la Antártida a investigar. Serán diez días, con sus noches, los que pasaremos en el continente helado trabajando y explorando. Los cinco voluntarios tendrán la oportunidad de visitar el mismísimo Polo Sur, además de descubrir la belleza de lugares como Drake Icefall, Charles Peak Windscoop o Elephant's Head, entre otros. La mayor parte del tiempo se pasará recogiendo muestras de nieve, para después analizarlas en el laboratorio y poder detectar si los microplásticos están también presentes en la zona más interior de la Antártida. Pero, también habrá tiempo para algo de ocio, ya que se harán excursiones en moto de nieve.

Pico Nunatak | Foto de Apcbg. Fuente Wikimedia Commons

La última y tercera fase se da a lo largo de la cuarta semana, tras diez días de trabajo de campo, el equipo regresará a Chile para analizar con atención los resultados obtenidos durante la expedición. Se mirará con todo detalle todo lo que se ha descubierto, con el fin de mostrar el impacto que el ser humano está teniendo en una de las regiones más remotas del planeta.

Así que, si quieres ser uno o una de las abanderadas de la protección de los océanos, si te encanta la idea de pasar un mes explorando, y viviendo una aventura, es el momento de que te lances a ello.