Llega el verano y con él el calor, los días de playa y los chapuzones. Y, en ocasiones y cada vez más habitual en los bañistas, llega también el snorkel. Con sus gafas y tubo o su máscara, las personas se adentran por completo en el agua y descubren el fondo del mar.

Claro, gracias a ello esos bañistas descubren la belleza que éste esconde. Y aunque no todas las playas y calas son ideales para ello, hay muchas que sí lo son y regalan momentos inolvidables. Por supuesto, se necesitan aguas claras, tranquilas y cristalinas para poder observar bien lo que hay bajo el agua. La arena clara también ayuda.

A partir de ahí se trata de descubrir. Así, si aquellos que deciden practicar snorkel eligen la cala perfecta, pueden disfrutar tanto de ver la arena como de pequeños peces de colores, tortugas, estrellas de mar o corales repletos de color que le otorgan más belleza si cabe a este otro mundo que es el fondo del mar.

Gracias a las nuevas cámaras acuáticas que se pueden sumergir, tenemos constancia de ello. Y esta contancia llega en forma de fotografías que dan ganas de preparar la bolsa y salir disparado hacia la cala de estas características más cercana para ver si también tenemos la suerte de bañarnos junto a peces de colores. ¿Quieres comprobarlo? Pues mira la galería de imágenes.