10 imágenes que se quedarán en tu retina para siempre

10 imágenes que se quedarán en tu retina para siempre

Las 10 vistas naturales más bellas de Galicia

La naturaleza de Galicia da para incontables vistas bellas, espectaculares, únicas... nosotros hoy nos quedamos con 10 que no debes perderte.

Lo cierto es que Galicia no es una región de 10 vistas bellas sino de muchas más, desde su frontera con Lugo hasta la de Portugal, recorriendo toda su costa y perdiéndonos en su interior, tanto sus vistas naturales como las históricas son de una espectacularidad sobrecogedora.

Podríamos empezar por la Catedral de Santiago, las murallas romanas de Lugo, los castro celtas… pero hoy vamos a dejarnos llevar por la naturaleza y deleitarnos con 10 vistas que deben más a la tierra, el mar, las montañas o los ríos que a la mano del hombre aunque, en algunos casos, ha sido precisamente la mano del hombre la que ha completado estas vistas naturales, naturalmente bellas. Algunas te resultarán familiares, otras cabe que incluso ya las hayas disfrutado pero seguro que entre ellas encontrarás alguna otra que es, todavía, un tesoro por descubrir.

1. Comenzamos por Ribadeo, al norte de Lugo y su famosa playa de las Catedrales, una obra que bien pudiera ser arquitectónica pero lo es de la naturaleza. Y no, no creas que por caminar del otoño hacia el invierno no es tiempo de visitar esta playa, su belleza es, si cabe, más imponente ante las inclemencias del tiempo, eso sí, siempre con precaución porque el Atlántico es siempre traicionero.

2. Dicen que a San Andrés de Teixido quien no va de vivo, va de muerto, tal vez sea por las espectaculares vistas del Atlántico que se disfrutan desde el mirador de esta pequeña localidad a la que se accede desde la villa marinera de Cedeira. Y, por cierto... aprovechando el viaje, ya que pasas por Cedeira, no olvides hacer un alto en el camino y pedir una ración de Marraxo.

3. Ferrol es ciudad militar y de construcción naval pero tiene además un tesoro que quienes han llegado a ella por vía marítima conocen bien, la boca de la ría que es larga y estrecha, una característica que sirvió como aliada ante las invasiones enemigas: se construyeron dos castillos a la entrada de la ría, el de San Felipe –del que se conservan una interesantes ruinas- y el de La Palma –totalmente conservado- y se tiraba una inmensa cadena de uno a otro. La vista más bella es, sin duda, la que se disfruta entrando en la ría en barco pero, caso de no poder hacerlo, merece también una panorámica la vista desde el castillo de San Felipe.

4. Las vistas desde la Torre de Hércules son espectaculares y resulta impensable visitar la ciudad sin subir hasta el último de sus escalones pero no es esta la vista que os recomendamos, aun siendo imperdible, sino una desde la punta opuesta del paseo marítimo. Podrás subir al Mirador del Monte de San Pedro en un ascensor panorámico que te eleva casi desde el mismo paseo marítimo de la ciudad hasta su cima, una cima desde la que disfrutarás de una bellísima vista de la costa de la ciudad coronada por la soberbia Torre de Hércules.

5. Decían los romanos que aquí se acababa la tierra, imagina pues como será la vista desde este punto cuando ni tan siquiera los intrépidos y aguerridos romanos se atrevían a ir más allá. No podemos menos que recomendarte que te acerques al faro de Finisterre, no solo porque se trata de un faro del S.XIX sino porque está estratégicamente ubicado para ser visto… y por tanto también para ver y para que disfrutes de una panorámica espectacular de lo que los romanos llamaron el fin de la tierra.

6. Ézaro es famoso por su cascada, no en vano es la única cascada de Europa que desemboca en el mar. Pero no te dejes arrastrar por el agua ni tan siquiera con la vista, elévate un poco más y descubre una espectacular panorámica de la costa que corona esta cascada. Estás en la Costa da Morte.

7. La de los acantilados de Loiba es, probablemente, la vista más célebre de las 10 que hoy te recomendamos, no en vano una fotografía hecha al cielo desde este punto de la costa gallega dio la vuelta al mundo como una de las imágenes más bellas nunca antes vista. Nosotros nos quedamos con la misma vista, con el mismo banco como protagonista pero a plena luz del día, para que enamores del color del este mar, de sus playas de pura naturaleza y también de sus acantilados.

8. La vista de las Cíes no necesita apenas presentación ni explicación alguna, hablamos de un parque natural con el que pocos compiten en belleza y, desde lo alto y tierra dentro, su visión es, sencillamente, inolvidable.

9. Cabo Home es, probablemente, una de las zonas más bellas de las Rías Baixas junto a la península do Morrazo; desde aquí resulta difícil recomendarte sólo una vista porque, bordeando la costa de este cabo, encontrarás varias a las que no puedas resistirte; te recomendamos que, además de mirar mar adentro, gires sobre ti mismo y mires a tu espalda, hacia la playa de Nerga.

10. La de los cañones del Sil es la única vista natural de las que hoy repasamos que no tiene al mar como protagonista, aunque no falta el agua, agua que pone el río Sil, afluente del río Miño que, según cuentan, lleva la fama mientras el Sil carga la lana, es decir, el agua. La vista más espectacular de los cañones del Sil con sus acantilados repletos de viñedos es la que se disfrutar navegando el río pero, aun sin aventurarse a tanto, se puede disfrutar de una estupenda panorámica desde los balcones de Madrid, un conocido mirador junto al santuario de Cadeiras. Ten en cuenta que, si bien éste es el mirador más conocido del Sil, no son pocos los que encontrarás siguiendo el cauce del río.

Viajestic | Madrid
| 24/06/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.