Con misterio

Con misterio

Cinco lugares abandonados llenos de magia

Desde castillos a barcos encallados que sirven de cobijo a muchas especies marinas, pasando por parques temáticos que quedaron en el olvido.

Castillo de Miranda, Bélgica
Castillo de Miranda, Bélgica | Wikimedia Commons

Castillo de Miranda, Bélgica

Este castillo ha tenido muchos usos diferentes y variados a lo largo de los años. Originalmente fue construido para la familia Liedekerke-De Beaufort, que después lo ocuparon los militares alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Más tarde fue convertido en un orfanato y campamento de vacaciones para niños enfermos. Está situado en la provincia de Namur, en la región de Valonia. Fue abandonado en 1991, pues mantener la propiedad era demasiado costoso, y el castillo comenzó a desmoronarse desde adentro hacia afuera. Hoy en día es un lugar popular para los exploradores y curiosos urbanos.

Castillo de Miranda, Bélgica | Wikimedia Commons

El naufragio del transatlántico SS América, España

Era un lujoso trasatlántico de la compañía naviera estadounidense United States Lines. Se construyó en 1940 y encalló durante una tormenta en 1994. Esto sucedió mientras era remolcado a Tailandia, donde se iba a convertir en Hotel-barco de lujo. En las proximidades de la costa de Fuerteventura (Islas Canarias), el casco del barco se dividió en dos haciéndolo insalvable. Hoy en día, los retos de la embarcación siguen siendo visibles cuando hay marea baja y atrae a muchos buceadores curiosos.

El naufragio del transatlántico SS América, en Fuerteventura | Wikimedia Commons

Isla de Hashima, Japón

A unos quince kilómetros de la costa de Nagasaki, en Japón está la isla de Hashima, conocida como "la Isla del Acorazado”, recibió este nombre cuando se la amuralló con el fin de protegerla del fuerte oleaje y los tifones que la azotaban. Ésta fue el hogar de cinco mil mineros de carbón, además de albergar un campo de trabajos forzados durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando las reservas de carbón se agotaron la isla fue abandonada y deshabitada. No obstante, sus edificios de hormigón han sido recuperados y conquistados por la naturaleza. Actualmente está abierta para los turistas que quieran aventurarse a explorar la isla “acorazada”. En 2015, fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Isla de Hashima, Japón | La Matrix Holográfica

Kolmanskop, Desierto de Namibia

El descubrimiento de los diamantes en lo que fue una vez el suroeste de Sudáfrica condujo a una afluencia de mineros a visitar y a intentar sacar partido de la riqueza local. Debido a este boom del diamante se funda la ciudad de Kolmanskop, done las casas eran completamente diferentes de la arquitectura namibiana y de cualquiera de los asentamientos cercanos. Paulatinamente, la disminución de los recursos y el descubrimiento de mayores reservas de diamantes en otros lugares llevaron al abandono de este pueblo artificial. Ahora la arena del desierto recorre salones y habitaciones de esas casas, entrando por las ventanas y puertas.

Kolmanskop, Desierto de Namibia | Pinterest

Holy Land, Connecticut, Estados Unidos

Es un antiguo parque temático cristiano que durante la década de 1960 y de 1970 podía llegar a atraer hasta 40.000 visitantes al año. Fundado por John Baptist Greco, un abogado que vivía en la ciudad de Waterbury. El parque temático murió con su fundador y pronto sus atracciones que incluían una réplica en miniatura del pueblo de Belén, cayeron en decadencia. Los numerosos intentos de la comunidad local para reparar el parque fueron en vano.

Holy Land, Connecticut, Estados Unidos | Hartford Courant

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cinco enclaves en el mundo llenos de magia y misterio

Ocho catacumbas europeas llenas de misterio

 

Verónica Imedio | Madrid
| 24/04/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.