Viajestic » Espectacular

NATURALEZA MÁS VIVA QUE NUNCA

Las 7 cataratas más asombrosas del mundo

Algunos las comparan con montañas rusas, pero con la diferencia de que no hace falta navegarlas, ni hacer la caída libre que suponen, para encontrarlas impresionantes. Basta con ver algunas de estas cataratas para quedarse con la boca abierta.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Sergio Cabrera | Madrid
| 06.10.2016 00:04

Cataratas hay por todo el mundo, aunque no todas te dejan sin palabras o se mantienen los doce meses del año. Es por ello que, donde la naturaleza permite una caída de órdago, se arremolinen los turistas de todo el mundo; salvo las que son de tan difícil acceso cuya visión solo se la pueden permitir los que dispongan de un helicóptero o alquilen uno para, durante unos minutos, disfrutar de uno de los paisajes más exclusivos. Estas son las 10 cataratas que todo amante de las escenas únicas debería visitar al menos una vez en la vida.

Imagen no disponible | Montaje

1. Iguazú (Brasil y Argentina). Esta magnífica catarata cae desde una altura de 270 metros y se encuentra a lo largo del río Iguazú, en plena frontera entre Argentina y Brasil. De hecho, lo habitual en las visitas es cambiar de país en algún momento. Los mejores meses para visitarlas son los correspondientes al otoño y la primavera.

Imagen no disponible | Montaje

2. Victoria (Zimbabwe y Zambia). Otras cataratas que sirven de frontera natural entre dos países, en este caso en África. Se encuentran en el río Zambeze y fueron descubiertas por el famoso David Livingstone. El agua cae desde una altura de 108 metros a lo largo de 1,5 km. de longitud.

Imagen no disponible | Montaje

3. Niágara (Canadá y Estados Unidos). Otra frontera entre dos países. Realmente, son tres cascadas: las cataratas Horseshoe Falls, en Canadá, y las Bridal Veil Falls y las American Falls, ambas en Estados Unidos. El agua cae desde una altura de 50 metros y es posible navegar hasta estar muy cerca.

Imagen no disponible | Montaje

4. Reichenbach (Suiza). Es la cascada más famosa de Suiza y se encuentra entre montañas y desfiladeros, con un torrente de agua que cae desde una altura de 250 metros. Hay un teleférico que pasa justo a su lado: el de Willingen, y es uno de los atractivos naturales del verano helvético.

Imagen no disponible | Montaje

5. Kaietur (Guyana). Están en pleno Parque Nacional Central de Guyana, uno de los bosques y selva tropical más impresionantes del mundo. El agua del río Potaro cae en ellas desde una altura de 225 metros y el estruendo es impresionante. Eso sí, hay que verlas desde el aire porque es una zona de imposible acceso.

Imagen no disponible | Montaje

6. Yosemite (Estados Unidos). Ver el agua caer desde 739 metros de altura es toda una experiencia. Se consigue en el Yosemite, California, y es un espectáculo que se aprecie mejor desde finales de primavera a principios de verano, ya que es un torrente no permanente. Hay varias cascadas unidas.

Imagen no disponible | Montaje

7. Salto del Ángel (Venezuela). Son las más altas del mundo, con una caída desde 979 metros. Su complicado acceso hace imposible verlas tal cual, es mejor desde un helicóptero, la alternativa, haciendo un peligroso trekking o un viaje en canoa de 5 horas. Si no, gracias a un dron, en vídeo.

Publicidad