El Gran Cañón del Colorado es considerado por muchos como una la octava maravilla del mundo. Y no van del todo desencaminados. La UNESCO lo declaró como Patrimonio de la Humanidad allá por 1979. El creador de este paisaje inigualable fue el mismo río Colorado, situado en el norte de Arizona, cuyo cauce socavó el terreno durante millones de años. Actualmente cumple los 6 millones de años y cuenta con cordilleras de entra 6 a 29 kilómetros de anchura, alcanzando profundidades de 1.600 metros.

Desde su descubrimiento, han sido múltiples los científicos e investigadores los que han viajado hasta allí para analizar la vida que albergó, así como también su evolución. Y es que esta garganta excavada es capaz de trasladarte hasta allí para compartir el silencio que se respira. ¿Cómo lo consigue? A través de estas imágenes. ¡Disfruta!

Actualmente, este lugar ubicado en el Parque nacional del Gran Cañón se ha convertido en el protagonista de millones de fotografías publicadas alrededor del mundo. De hecho, todo aquel que desee disfrutarlo en directo tan solo deberá pagar aproximadamente 35 dólares por vehículo privado, 30 dólares por moto o 20 dólares por persona que llegue en autobús, bicicleta o en tour.

Mientras tanto, podemos disfrutar de sus vistas durante horas a través de una pantalla. ¡No te lo pienses y aventúrate!