Viajestic » Escapadas

Descubre Girona

Visitar Girona en 24 horas

Girona es una ciudad pequeña que puede recorrerse en un solo día. Te proponemos una ruta para que veas lo mejor de la ciudad.

Girona

Pixabay Girona

Publicidad

Situada al norte de Cataluña, a poco rato de la frontera con Francia. Es ahí donde podemos encontrar Girona, una ciudad pequeña que, por momentos, te hace sentir en un pueblo.

Quizá, si vives lejos de donde se ubica, nunca te haya llamado la atención. Está claro que los pueblos de costa de la provincia, los de la Costa Brava, son mucho más turísticos. Sin embargo no debes perder la oportunidad de descubrirla, pues seguro que te sorprenderá.

Así, desde aquí te propongo una ruta de unas horas para que puedas descubrir esta encantadora ciudad con más facilidad. Para empezar, puedes partir del Pont de Pedra, que cruza el río Onyar. De esta manera comenzarás tu itinerario con muchas ganas de conocer más. ¿Por qué? Pues porque desde aquí hay unas vistas muy bonitas de las casas de colores que se alzan a orillas del río. Y, como no podría ser de otra forma, te regalan una estampa que no querrás dejar de fotografiar.

Desde aquí puedes dirigirte a la Plaça dels Raïms, considerada la más pequeña de toda Europa. Es tan pequeña que, o estás muy pendiente, o pasarás de largo sin saber que ya la has cruzado. Así que ándate con ojo y ves leyendo letreros si no quieres perdértela.

Panorámica de Girona
Panorámica de Girona | Pixabay

Tu siguiente parada puede ser la iglesia de Sant Martí, lugar al que deberás llegar con agilidad y entusiasmo... si no quieres quedarte abajo del montón de escaleras que llevan hasta él. Si lo necesitas, eso sí, puedes sentarte en uno de los escalones a reponer fuerzas. La verdad es que la calle en la que se ubica invita a admirarla un rato.

Después de reposar unos minutos en las escaleras de la iglesia, puedes caminar hasta la Judería de Girona. Según dicen, es una de las que mejor se conservan de todo Occidente. Además los restos de la judería se mezclan con los restos de la Girona romana.

La Catedral de Girona cuenta con solo una nave y es la más grande de toda Europa con esta característica. Esta puede ser tu siguiente parada en la ruta por Girona. Y desde aquí, puedes ir hasta los baños árabes o el parque arqueológico en el que hay más restos de la época de los romanos.

Y, para finalizar, si tienes tiempo y ganas puedes volver hasta la zona del río. Allí hay otros lugares de interés como la Fundación Casa Rafael Masó o el Pont de Ferro o puente de hierro.

Publicidad