Viajestic » Escapadas

Visitar Rupit

Un viaje a la Edad Media por las calles de Rupit

Cataluña está repleta de pueblos medievales pero Rupit está catalogado como uno de los más bonitos: así es recorrer sus calles.

Rupit

Pixabay Rupit

Publicidad

En el interior de la provincia de Barcelona, en la ladera de una montaña, entre bosques de encinas, hayas y robles. Ahí se encuentra Rupit, un bonito pueblo de origen medieval cuyas casas, eso sí, datan de los siglos XVI y XVII. Una vez llegas hasta él, después de atravesar un montón de paisajes preciosos formados por más bosques y más montañas, te encuentras un cartel que indica que no puedes acceder en coche al interior. Esto indica que es un lugar turístico, pero también sirve para mantener su esencia medieval.

Una esencia que comienza en el puente colgante, que permite cruzar el río que atraviesa la localidad y adentrarte al fín en el núcleo urbano de Rupit. La calle a la que vas a llegar se llama Barbacana y es algo así como el punto de partida del resto de lugares del pueblo. Desde ahí puedes ir hacia la plaza Mayor, típica en todos los pueblos del estilo. Por el camino ya podrás disfrutar de las fachadas de piedra de las casas, decoradas con puertas y ventanas de madera que logran darle ese toque mágico de los pueblos medievales.

Durante tu viaje a la Edad Media por las calles de Rupit no puedes dejar de visitar la iglesia barroca de San Miguel, que contrasta enormemente con las casas del pueblo gracias a su fachada pintada de blanco.

Panorámica de Rupit | Pixabay

Y tampoco puedes perderte la delicia que supone caminar por la calle del Fossar. Esta lleva hasta la zona alta del pueblo, que como hemos dicho se encuentra en la ladera de un risco. De hecho, destaca en esta calle una enorme piedra que se levanta sobre la calle y muchas de las casas, también de piedra, que la conforman. Ahí se encuentran los restos de un castillo que ha vivido tiempos mejores. De hecho, ni él ni sus murallas son los protagonistas de Rupit. Destacan mucho más las casas que venimos nombrando, de piedra, rústicas y muchas de ella con inscripciones que indican la fecha en la que se construyeron.

En la parte de más arriba de la calle se encuentra el mejor punto para observar Rupit y su entorno. Como una especie de mirador, podrás disfrutar del bello paisaje que crea este pueblo medieval situado en un entorno natural. Pero eso no es todo, sino que en tu visita a Rupit tampoco puedes perderte lugares como la ferretería Ca l'Apotecari o la notaría Soler, pues ambas son puntos turísticos marcados en los mapas que ofrecen desde el punto de información.

Y, si lo tuyo es la naturaleza, te gustará saber que en Rupit además del río que atraviesas para adentrarte en el pueblo se encuentra el Salt de Sallent, una catarata de nada más y nada menos que 90 metros de altitud. Hasta ella puedes llegar en un paseo sencillo de unos 3 kilómetros de ida... aunque ten en cuenta que debes recorrer esa misma distancia para volver.

Publicidad