Viajestic » Escapadas

PIRINEO CATALÁN

Vall de Núria: qué hacer además de esquiar

Las posibilidades son muchas y el paisaje bien merece una visita a este bonito rincón del Pirineo catalán.

Vall de Núria: qué hacer además de esquiar

Pixabay Vall de Núria: qué hacer además de esquiar

Publicidad

La Vall de Núria es conocida, sobre todo, por sus pistas de esquí. Este punto de los Pirineos catalanes es ideal para practicar este deporte de invierno. Pero aunque sea este el motivo por el que puede sonarle su nombre a muchas personas, lo cierto es que la Vall de Núria ofrece mucho más al viajero.

Para empezar, ofrece la posibilidad de subirse en un cremallera. Uno de esos trenes que basa su funcionamiento en el acople mecánico del ferrocarril con la vía a través de un tercer riel dentado o cremallera. Y es que para acceder a la Vall de Núria solo hay dos formas posibles: o hacerlo en este ferrocarril o mediante una ruta a pie.

Una vez arriba, la Vall de Núria permitirá disfrutar de un entorno natural de ensueño. Allí, por tanto, se puede subir a relajarse mientras se admira el paisaje. O a hacer un picnic, para lo que hay mesas preparadas. Pero también se pueden hacer otras actividades, tales como navegar en su lago después de alquilar una canoa o iniciar una ruta de senderismo por la montaña.

Vall de Núria
Vall de Núria | Pixabay

Si se va en invierno, cuando está nevado, se pueden hacer muñecos de nieve o alquilar trineos para pasar un rato divertido.

Por otro lado, puedes disfrutar de un tiempo de compras en la tienda, en la que encontrarás todo tipo de souvenires o prendas de ropa adecuadas para el lugar. También puedes acceder a sus exposiciones, en las que conocerás parte de la historia de la Vall de Núria.

Otras posibles actividades son ver a los animales que viven allí, como las vacas que pastan por la zona. Y para los más pequeños se ofrece la posibilidad de dar un paseo en poni o disfrutar de zonas de juego.

Además de lo ya citado, otra de las cosas que se pueden hacer en la Vall de Núria es visitar el Santuario de la Virgen de Núria. O la ermita de San Gil.

Publicidad