LA SÉQUIA MAJOR DE VILA-SECA

LA SÉQUIA MAJOR DE VILA-SECA

Un espacio natural único a orillas del Mediterráneo

Un pulmón verde y la zona de humedales más interesante entre el Delta del Llobregat y el delta del Ebro.

El otoño es la estación perfecta para disfrutar de la naturaleza en plenitud, y uno de los mejores lugares para hacerlo en la Costa Daurada, es sin duda, en la Séquia Major de Vila-seca.

Este espacio natural protegido, la Séquia Major, o Acequia Mayor, es un lugar único, un punto de paso de las aves migratorias, que cuenta además con algunas especies en peligro de extinción. Un espacio natural que se convierte en estas fechas en un auténtico paraíso a orillas del Mediterráneo.

Entre los meses de octubre y febrero, y los domingos por la mañana de manera gratuita, no hay nada mejor que perderse por estas 17,3 hectáreas de extensión en las que encontrarás una gran biodiversidad protegida por el Pla d’Espais d’Interès Natural de la Generalitat de Cataluña.

En una situación privilegiada que hace que se convierta en un punto de paso y descanso para las aves migratorias, aquí disfrutar de la naturaleza es todo un acontecimiento.

El acceso a la zona se realiza mediante visitas guiadas gratuitas los meses en los que las aves no nidifican. Y de octubre a febrero, estos recorridos tienen lugar los domingos a las 11h de la mañana. Y debes reservar con antelación en el Patronato Municipal de Turismo de Vila-seca llamando al 977 39 03 62.

La Acequia Mayor acoge diversas especies de flora y fauna, destacadas por su interés biológico. Los que se acerquen podrán contemplar especies vegetales como tamarindos, álamos, sauces con cañaverales y juncos junto con una gran diversidad de especies, dos de las cuales están en peligro de extinción: el pez “fartet” y la tortuga de agua europea. De hecho, este espacio alberga una de las poblaciones mejor conservadas de galápago de toda Cataluña.

Antiguamente, la Séquia Major, fue una zona agrícola difícil debido al agua que se acumulaba. Y desde hace aproximadamente unos 30 años se abandonó aquella actividad para que los terrenos recuperasen su aspecto natural de humedales, con prados húmedos, juncales y estanques, conservando una parte de los canales de drenaje, entre ellos la Sèquia Mayor.

La recuperación se llevó a cabo gracias a la acción del Ayuntamiento de la localidad de Vila-seca, la Generalitat de Cataluña y el parque de atracciones más famoso, PortAventura World. Y gracias a esta colaboración y al trabajo en común de estas tres entidades, hoy podemos disfrutar de este pulmón verde que es además la zona de humedales más interesante entre el Delta del Llobregat y el delta del Ebro.

Si hay un destino familiar y acogedor en nuestro litoral, este es, sin duda, Costa Daurada. En verano, Vila-seca-La Pineda es un destino de playa muy especial, pero el resto del año, con su clima templado y patrimonio cultural excepcional, se convierte en uno de esos lugares ideales para una escapada. La naturaleza y las rutas en bicicleta, son un aliciente más para disfrutar de los últimos días antes de que llegue el frio invierno. Si estás buscando un lugar en el que pasar un fin de semana inolvidable, en familia, y en contacto con la naturaleza, no dejes de reservar tu visita a la Séquia Major, y de pasar después por alguna de las playas de la localidad para que disfruten, especialmente, los más pequeños de la casa.

La Sèquia Major

Marta Rivas | Madrid
| 24/06/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.