Viajestic » Escapadas

CATALUÑA

Triángulo Daliniano: el modo más artístico de disfrutar de la Costa Brava

La Costa Brava, como la Costa Azul francesa, tiene estrechos vínculos con el mundo del arte, especialmente con Dalí.

Estatua de Dalí en Cadaqués

Pixabay Estatua de Dalí en Cadaqués

Publicidad

La relación de Dalí con la Costa Brava es sobradamente conocida ¿quién no sabe que Cadaqués era su lugar en el mundo? (incluso nos lo cantaba Mecano...) pero lo cierto es que los vínculos de Dalí con esta bellísima costa va más allá de Cadaqués y puede resumirse en tres lugares que forman el conocido como el Triángulo Daliniano. ¿Cuáles son los tres vértices de este artístico triángulo? El primero ya lo hemos desvelado, Cadaqués.

Cadaqués

Hacíamos referencia a los vínculos de la Costa Azul con el arte, unos vínculos replicados en la Costa Brava ¿la razón? la luz, del mismo modo que muchos artistas viajaban a Grasse en busca de la luz, Picasso entre ellos, otros como Dalí disfrutaban de esa riqueza natural en Cadaqués; claro que no debes conformarte con caminar sus calles y disfrutar su luz, no olvides visitar la Casa-Museo de Salvador Dalí en Portlligat, te sentirás como si el propio Dalí te hubiese invitado a su casa porque su residencia-taller conserva el mobiliario y los objetos personales del excéntrico y magnífico artista catalán.

Cadaqués
Cadaqués | Pixabay

Figueres

La localidad de Figueres fue también importante en la vida de Dalí, tanto que es su lugar de nacimiento, y por eso es ahí donde podrás visitar su museo, el Teatro-Museo Dalí en el que disfrutarás de obras surrealistas además de las piezas del espacio Dalí-Joies. ¿Piezas de este Teatro-Museo que llamarán tu atención? Un Cadillac, el mismo en el que llegaron Dalí y Gala al Santuario de los Ángeles el día que contrajeron matrimonio como católicos (se habían casado años antes en París en una ceremonia civil). Además, la historia de este Teatro-Museo, antes casa de Dalí y aun antes sencilla casa de pescador, no puede ser más daliniana: el artista compró la casa de pescador después de que sus fricciones con su padre terminaran con una ruptura total de la relación entre ambos, su padre le prohibió regresar a Cadaqués y él, con su amada Gala, adquirió esta casa y la fue transformando hasta convertirla en una espectacular mansión.

Museo Dalí en Figueres
Museo Dalí en Figueres | Pixabay

Púbol

En Púbol, en el municipio de La Pera, vivía la inspiración de Dalí, su amada y admirada Gala; si eres un amante del arte no puedes abandonar la Costa Brava sin visitar esta localidad y sin pasear por las estancias de la Casa-Museo Gala Dalí, una casa que el artista regaló a su musa y en la que, además, ella está enterrada porque fue allí donde murió; Dalí, tras la muerte de su amor y musa, sufrió una terrible crisis, tan seria que se cree que llegó a barajar la opción del suicidio; además en este castillo se produjo un suceso inquietante: un incendio de causas desconocidas que comenzó en su dormitorio; tras este hecho volvió a Fiugueres donde un grupo de artistas y mecenas cuidaron de él en sus últimos años.

Publicidad