Viajestic » Escapadas

ZAMORA

Torre del Reloj de Toro: historia, características y su curiosa leyenda

La Torre del Reloj se ha convertido, con el paso del tiempo, en uno de los emblemas de la ciudad de Toro, en Zamora. Esto es todo lo que tienes que saber.

Torre del Reloj de Toro: historia, características y su curiosa leyenda

Imagen de Lancastermerrin88 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Torre del Reloj de Toro: historia, características y su curiosa leyenda

Publicidad

Toro es una de las ciudades más bonitas que podemos encontrar en Castilla y León y, siendo honestos, no es para menos. Destaca por su espectacularidad, sobre todo a nivel histórico. Debemos tener en cuenta que el periodo de mayor esplendor tuvo lugar entre los siglos XII y XVI, cuando fue tanto sede real como lugar donde se celebraban las Cortes.

Paseando por su casco histórico, encontramos un gran número de joyas a nivel arquitectónico. Entre ellos está la conocida como Colegiata de Santa María la Mayor. En sus calles podemos apreciar las distintas etapas en cuanto a su desarrollo se refiere. Por si fuera poco, Toro está emplazada sobre una elevación del terreno próxima al río Duero, por lo que su situación geográfica fue clave.

Nada más llegar a esta ciudad zamorana podemos encontrar una construcción que llama especialmente la atención a los turistas. Estamos hablando, cómo no, de la conocida como Torre del Reloj. Está ubicado en el centro, concretamente al inicio de la calle Corredera y cercano a la Plaza Mayor.

Torre del Reloj de Toro
Torre del Reloj de Toro | Imagen de Zarateman en Wikipedia, licencia de dominio público

Este reloj que encontramos en esta sorprendente torre lleva dando la hora en Toro desde mediados del siglo XVI. Esa es la fecha en la que se construyó. Bien es cierto que tiempo después, durante el reinado de Felipe V, se realizaron una serie de modificaciones respecto a su estructura original. Por lo tanto, en el año 1719, se terminaron esas obras por las que a la Torre se le dio esa forma con la que conocemos en la actualidad.

Por si fuera poco, también debemos tener en cuenta que se le conoce como “Arco del reloj” puesto que se asienta sobre un espectacular pórtico que tiene esta forma. En la antigüedad era una de las puertas de entrada a Toro, que se conocía como “puerta del mercado”.

Y es que esa puerta daba salida al mercado que, en la antigüedad, tenía lugar en la preciosa Plaza de Santa Marina. Esta espectacular Torre es de planta cuadrada, así como estilo barroco. Por lo tanto, encontramos cuatro cuerpos diferenciados: Arco de acceso, la capilla (con la imagen del Sagrado Corazón de Jesús), el reloj y, cómo no, una espectacular cúpula.

La leyenda tras la Torre del Reloj de Toro

Como suele ocurrir con este tipo de edificaciones, la Torre del Reloj de Toro también esconde una leyenda de lo más sorprendente. Y es que, de generación en generación, se ha transmitido que la argamasa que se utilizó para construirla se elaboró nada más y nada menos que con vino, en lugar de agua.

Por lo tanto, gracias a esta anécdota de lo más curiosa, podemos llegar a hacernos una idea de la enorme cantidad de vino que, por aquella época, se producía en esta ciudad zamorana. A tal punto llegaba la cosa que era mucho más económico utilizar todo ese vino que estaba almacenado en las distintas bodegas que subir el agua desde el río Duero.

Publicidad