Viajestic » Escapadas

Huelva

Torre de la Higuera: Esta es la curiosa historia de "la Peña" de la playa de Matalascañas

La Torre de la Higuera es una de las grandes incógnitas que más sorprende a los turistas de la playa de Matalascañas. Pero, como todo, también tiene su historia… y esta es muy curiosa.

Torre de la Higuera

Imagen de joselito2311 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Torre de la Higuera

Publicidad

La Torre de la Higuera es nada más y nada menos que una torre de vigilancia (o torre vigía) ubicada en la playa de Matalascañas, en Almonte (Huelva). Popularmente conocida como “La Peña”, se sabe que era una de once torres repartidas por esta provincia andaluza.

Por tanto, pertenecían a ese sistema de torres de vigía costera que llegaban a abarcar varias de las costas de España. Bien es cierto que, a pesar de todo, tan solo quedan unos cuantos cimientos en diversas playas. Un claro ejemplo de esto lo podemos ver en la Torre de la Higuera, que siempre logra captar la atención de los turistas.

Torre de la Higuera | Imagen de Enrique Íñiguez Rodríguez en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Ahora bien, ¿cuál es su verdadera historia? Pues bien, debemos remontarnos al siglo XVI, cuando las conocidas playas de Castillas se convertían en un paso más que obligado de cara al comercio entre dos continentes como son Europa y América. Es entonces cuando estas playas llegaron a ser atacadas y saqueadas por una serie de piratas y corsarios, que venían del norte de África.

Así pues, a finales del siglo XVI, fue el rey Felipe II el que ordenó construir unas cuantas torres con el fin de defender el mayor número posible de costas españolas. De esta manera, este proyecto de fortificar la costa atlántica de Andalucía se realizó desde Gibraltar hasta Ayamonte (Huelva), y estuvo a cargo de Luis Bravo de Laguna. Se trataba de un comisionado real.

Hasta el año 1577 no se mandó a construir esta línea de torres almenaras y es entonces cuando se dieron cuenta de que tenían que construir una torre de una sola cámara para poder tener una referencia y, sobre todo, otro tipo de utilidad más. Lo que queda de esa historia está reflejada en la Torre de la Higuera y ese estado actual es debido al terrible terremoto que tuvo lugar en la ciudad de Lisboa en 1755. En ese instante, los cimientos quedaron en la playa. ¡Y todo lo demás en el recuerdo de los habitantes de este lugar!

Publicidad