El desenlace de los Amantes de Teruel

El desenlace de los Amantes de Teruel

Teruel revive la historia de amor de sus amantes más famosos

Del 18 al 26 de febrero, Teruel celebra el 20 aniversario de las Bodas de Isabel de Segura, la recreación histórica de la tragedia de los amantes de Teruel. Te contamos por qué no te puedes perder esta fiesta declarada de Interés Turístico Regional.

Teruel vuelve al pasado y se transforma, del 18 al 21 de febrero, en una ciudad medieval del siglo XIII para vivir el desenlace de la historia de amor de Isabel de Segura y Diego Marcilla, los amantes de Teruel. Este año, "la más hermosa historia de amor jamás contada" celebra su 20 aniversario. Declarada fiesta de Interés Turístico Regional, aspira a conseguir una declaración de mayor rango, la de Interés Turístico Nacional.

Cuatrocientos actores participan en la recreación histórica de las Bodas de Isabel de Segura y 17.000 personas se visten con ropas medievales en torno a haymas y campamentos para representar con rigor histórico las diferentes clases sociales y gremios de la villa de Teruel en el siglo XIII. Por las calles de la ciudad hay cuentacuentos, música tradicional antigua, danzas medievales, espectáculos de fuego y malabares, gastronomía medieval, música y danza andalusí, juegos medievales, juglares… además de la representación de la trágica leyenda de los amantes. La ciudad entera se vuelca en esta celebración que atrae a más de 90.000 visitantes procedentes de España y de otros rincones del mundo.

Muy popular es el dicho: "Los amantes de Teruel, tonta ella, tonto él", pero la frase por sí misma no cuenta la historia de amor verdadero de Isabel y Diego, dos jóvenes que durante su infancia compartieron juegos, pero que cuando crecieron se enamoraron profundamente. Isabel era la única hija de la familia Segura y Diego, el segundón de los Marcilla, por lo que no era un digno esposo para la joven.

Diego decidió marcharse a tierras de conquista para hacer fortuna y tal vez un título que le hicieran digno de su amada, pero antes los dos enamorados se hicieron una promesa de amor. Isabel prometió esperarle cinco años y mientras su enamorado batallaba en diferentes frentes, ella rechazaba pretendientes con excusas peregrinas y contaba las horas para poder cumplir su promesa. En este tiempo no tuvo noticias de Diego de Marcilla y creyó que había muerto.

El amor mueve el mundo, pero el destino es caprichoso. Isabel cumplió su promesa pues esperó los cinco años que había prometido. Justamente cinco años y un día después de su mutua declaración de amor, Diego Marcilla llega con fortuna a la villa de Teruel pero se lleva la sorpresa de que se están celebrando los esponsales de Isabel con Pedro de Azagra, con el que la joven había accedido a casarse para complacer a su padre.

Diego creyó volverse loco y la noche de boda se coló en la cámara nupcial de los esposos y despertó a Isabel para pedirle un beso. Ella se lo negó porque había jurado fidelidad a su marido y Diego no lo pudo soportar y murió repentinamente de amor. Pero la tragedia no acaba aquí porque cuando Isabel le dio el beso que le había negado en vida, cayó muerta en brazos de su enamorado. Desde entonces, los amantes de Teruel viven su amor allá donde estén para toda la eternidad.

Más información:
Fundación Bodas de Isabel de Segura

Purificación Álamo | @purichialamo | Madrid
| 12/02/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.