Situado en el pequeño pueblo de Barós, en los Pírineos, este encantador y exclusivo hotel de montaña abrió sus puertas para los amantes de la naturaleza, la tranquilidad y los detalles. Pensado solo para adultos, el Hotel Barosse es un hotel diferente. Ubicado en las faldas del Monte Oroel, para sus propietarios, cada huésped es único y singular, y la filosofía que les mueve es la de proporcionar una estancia personalizada a todos los que quieran alojarse en él. Y todo, para compartir la belleza de su tierra, la del Alto Aragón.

Barosse nació de un sueño: el de dar a conocer un mítico y fascinante rincón de estas imponentes montañas. Así que este pequeño paraíso refleja el alma y la belleza de los alrededores. Este es un viaje en el que te invitan a dejar que te invadan las  emociones a través de los sentidos. Aquí tu espíritu puede volar hacia espacios infinitos y olvidar por unos días lo cotidiano. El lema del Hotel Barosse es una propuesta: sueña, emociónate y vive.

Con tan solo cinco habitaciones, diferentes, con personalidad propia, exclusivas e íntimas, para que tu estancia sea perfecta. Ideales para disfrutar en compañía de tu pareja. Con todas las comodidades y detalles. Camas king size, calefacción por suelo radiante, chimenea, carta de almohadas , acceso a internet y wifi gratuito, y amenities de L’Occitane en los espectaculares baños que se encuentran integrados en la habitación.

Con nombres tradicionales de elementos arquitectónicos locales: Fuente, Iglesia, Pozo, Herrería y Ermita. La decoración, pensada por uno de sus propietarios, decorador de profesión, es ecléctica y acogedora. El mobiliario antiguo se mezcla con piezas más actuales y funcionales. Con zonas comunes como salón, biblioteca con chimenea y un estupendo jardín con zona chill out. Quien disfrute de una estancia en el Hotel Barosse, puede disfrutar además de la Sala Relax con sauna seca, spa, jacuzzi o spa en el jardín privado, además de poder reservar masajes y tratamientos (precios desde 150 euros la noche que incluyen el IVA, desayuno buffet y el uso privado de la sala de relax). El hotel dispone de restaurante solo para cenas previa reserva con un menú de 26 euros sin bodega.

Baros se encuentra en el corazón del Pirineo Místico, donde vas a poder percibir la energía de la tierra esculpida por el agua y el tiempo. Pintorescos pueblecitos sobre fantásticos paisajes de montañas eternas y bosques milenarios por los que serpentean ríos y arroyos que bajan desde  las cumbres nevadas. En Barosse uno puede sentir como el alma se funde con la armonía del entorno.

Y para que no todo sea contemplativo y tranquilo, hay actividades deportivas al aire libre para espíritus aventureros. Estaciones de esquí y escarpados barrancos, travesías a pie o en bicicleta, rutas ornitológicas o escalada. La ubicación del hotel es ideal por los amantes de los deportes de invierno, como el esquí alpino o el snowboard. En Barós vas a poder vivir el Pirineo tanto si estás en buena forma física, como si no, con rutas y actividades para todos los niveles de dificultad.

Los Pirineos albergan lugares mágicos de cumbres nevadas, ibones de aguas cristalinas y bosques de cuento, además de ser una de las cordilleras con mayor biodiversidad de Europa. Con lugares ancestrales donde la historia y el arte van de la mano, como el Camino de Santiago y su asombroso Patrimonio Histórico Artístico. El mayor legado del Románico en España lo encontrarás aquí.

Una escapada romántica o aventurera en pareja, un plan ideal para los amantes de lo exclusivo, con planes de relax o actividades al aire libre.

Más información:
Hotel Barosse