El sitio de Bandiagara en Malí es un paisaje excepcional. Entre acantilados y mesetas de arena, una curiosa y bellísima arquitectura destaca en casas, graneros, altares, santuarios y los Togu Na o lugares de reunión de una comunidad, la de los Dogon. Una comunidad que tiene una relación muy estrecha y especial con su entorno, tanto en sus rituales ancestrales, como en sus tradiciones sagradas. Con máscaras, fiestas, rituales y ceremonias que involucran el culto a los antepasados se relacionan y se integran en un paisaje, a priori, hostil. El interés geológico, arqueológico y etnológico de esta parte del país africano, junto con el paisaje, hacen de la meseta de Bandiagara uno de los sitios más impresionantes de Ýfrica Occidental. A unas seis horas de Gao, al norte de Malí, encontramos el país Dogón. Un atractivo turístico. Viviendas ancestrales en acantilados imposibles. Y para conocerlas, ¿qué mejor que una caminata de varios días para conocerlas?  En el camino, pueblos antiguos, algunos de ellos solo accesibles a pie, santuarios, pinturas en las rocas, lugares de reunión, laberintos entre rocas... Bienvenidos a la magia del País Dogón. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el acantilado de Bandiagara, en el País de los dogones, es un vasto paisaje que abarca 400.000 hectáreas y que comprende 289 aldeas dispersas entre tres regiones naturales: la meseta de piedra arenisca, el acantilado y las  llanuras, y se extiende por imponentes acantilados de más de 100 kilómetros. Sin duda, el País Dogón es uno de los sitios turísticos más memorables de Malí. El trekking es la mejor manera de bajar por los caminos y ver los pueblos Dogon en su máxima expresión. Caminar por los impresionantes acantilados y por las antiguas viviendas en los acantilados de Dogon, es solo uno de los misterios que te esperan en este curioso y singular destino. Y decimos solo uno, porque los dogones tienen conocimientos astronómicos increíbles sobre la estrella Sirio, la que más brilla en el firmamento. Ningún experto entiende por qué o cómo saben tanto de esta estrella. Y no solo eso, cada cincuenta años celebran la llegada de seres  que llegaron de Sirio por el cielo... Sus leyendas contienen conocimientos astronómicos que no han podido obtener por sí mismos. Curioso. Misterios y leyendas aparte, la región es impresionante,excepcional, con asentamientos que datan del Paleolítico, como los de Tellem, que se cree que vivían en cuevas y los de Dogon. En una tierra hostil, en la falla de Bandiagara,  y de difícil acceso, los dogones se han refugiado desde el siglo XVde los posibles invasores. En la meseta y colgando de los acantilados, los Dogon han sido capaces de conservar su  cultura centenaria y sus tradiciones, gracias a este refugio defensivo. La arquitectura de la tierra Dogon se ha adaptado al lugar aprovechando todos los elementos disponibles para construir sus aldeas. Una comunidad con mucho ingenioy una peculiar filosofía sobre la vida y la muerte. Desde Gao puedes contratar recorridos cortos, de un día y hasta de una semana para atravesar el norte a través de el País Dogon. Los guías tienen amplia experiencia en el País Dogón y pueden ayudarte a organizar tu visita. Un lugar mágico, llenos de misterios, de los que aún puedesn disfrutar si eres aventurero. Un viaje al País Dogón en Malí, un impresionante y recóndito lugar de Ýfrica Occidental.