La pasión de la Semana Santa toma España de norte a sur y de este a oeste durante toda una semana; es famosa la toma de las calles por imágenes y nazarenos en Andalucía, también en Castilla y León con sus 7 fiestas de interés turístico internacional alrededor de esta semana, pero más al norte la pasión late con igual fuerza aunque tienda a hacerlo con mayor sobriedad y, además de de tres celebraciones catalogadas como de interés turístico internacional, descubrimos otras igualmente recomendables. Ferrol, con su ciudad vieja apiñada junto al puerto que es pesquero, naval y deportivo, luce un centro trazado con escuadra y cartabón en tiempos de Carlos III; un diseño ordenado y simétrico que favorece su celebración de la Semana Santa; la tradición procesional de esta ciudad es, desde este año 2014, Fiesta de Interés Turístico Internacional; muestra con orgullo la misma distinción -recibida un año atrás- otra Semana Santa gallega, la de Vivero y, mirando ya hacia el este y el interior, también la de Zaragoza. Sin alejarnos del norte descubrimos más tradiciones de esta semana en la que vivimos la calle de un modo especial: la Pasión Viviente de Castro Urdiales, espectacular y sorprendente, el Volatín y la Bajada del Ýngel en Tudela y los Picaos de San Vicente de Sonsierra, sobrecogedor. Y es que el norte es también tierra de pasión.