El Camino de Santiago es una peregrinación mágica. De hecho, te cambia para siempre. Una vez lo haces, logras conocerte como nunca antes lo habías hecho. Si estás pensando en realizarlo, aquí te presentamos una serie de secretos que debes tener en cuenta en todo momento. Créenos, son tremendamente importantes. ¡Aquí los tienes!

Tienen prioridad los que van a pie

Si habías pensado en realizar el Camino de Santiago en bici, debes tener en cuenta algo: Los peregrinos que van a pie tienen absoluta prioridad. Resulta muy interesante a la hora de encontrar alojamiento, es decir, en el caso de que uno de ellos esté a punto de llenarse, siempre van a tener prioridad también los peregrinos de a pie. Por ese mismo motivo, estas son algunas de las razones para decantarse entre un tipo u otro de Camino de Santiago. ¡Es tremendamente importante!

Muchos albergues cierran en invierno

¡Ojo a este dato! Es cierto que esta estación tiene un encanto muy especial pero, a pesar de todo, la gran mayoría de los lugares para hospedaje quedan cerrados. Los que quedan suelen ser privados. Por si fuera poco, también debes tener en cuenta que, a no ser que sea por causa mayor, no puedes permanecer dos noches seguidas en el mismo albergue. Si tu objetivo es permanecer más tiempo en la localidad, es hora de buscar un hotel, hostal o casa rural. ¡Será muy útil!

Peregrinos | Camino de Santiago

¿Dejar a un lado el móvil?

Sí, hasta cierto punto. Una de las cuestiones más fuertes del Camino de Santiago es la oportunidad única de poder conocerse como nunca antes lo habías hecho. A pesar de todo, es importante tener un teléfono móvil cerca por si surge cualquier tipo de imprevisto pero que, a poder ser, consuma poca batería. Eso sería lo idóneo. Es difícil encontrar enchufes disponibles en los albergues así que trata de desconectar lo máximo posible, sobre todo antes de dormir puesto que puedes molestar a las personas que se encuentran en el hospedaje.

¡No te hará falta un camping gas!

Si tienes en mente cocinar tú mismo, créenos que no será necesario. En la mayoría de los albergues existen cocinas de uso público y podrás utilizar de manera muy sencilla. Eso hará posible que ahorres peso y, siendo honestos, es de agradecer. Como consejo, es importante que compres tu desayuno la tarde anterior. Algunos comercios pueden cerrar o, incluso, puede que no estén abiertos a ciertas horas tempranas.

No olvides llevar tapones, ¡los necesitarás!

Si hay algo que es horrible es no dormir absolutamente nada la primera noche de tu aventura. Seguro que hay alguien cerca que ronca, ¡no falla! Por eso es necesario que lleves unos tapones por si acaso. Si eres tú el que ronca, solamente debes esperar a que el resto duerma para hacerlo tú. Por si fuera poco, es muy importante preparar la mochila el día anterior. De esta manera no molestarás a ninguno de los peregrinos cuando retomes tu travesía.