El Santuario de Covadonga es, indudablemente, uno de los grandes emblemas de Asturias. Es uno de los rincones más visitados, como es de esperar, pero también tiene muchísimos secretos y datos que poca gente conoce. ¿Quieres descubrirlos con nosotros? Estamos seguros de que te encantarán.

“La Campanona”, todo un símbolo

Esta monumental e impresionante campana de tres metros de alto y cinco mil kilos de peso se encuentra en Covadonga, en las inmediaciones de la Santa Cueva. Desde allí se tienen unas increíbles vistas tanto de la Basílica como del reconocido Hotel Pelayo. Ahora bien, ¿cuál es su historia?

“La Campanona” fue fundida en el municipio de La Felguera, ubicado en Langreo, allá por el siglo XIX. Concretamente, se creó gracias a la Compañía Asturiana de Metalúrgica. Tal impresión causaba que se llevó a la Exposición Universal de París, recibiendo el primer premio en su categoría. Años más tarde, concretamente a mediados del siglo XX, la campana se donó al Santuario de Covadonga.

Una cascada absolutamente sagrada

Una de las grandes maravillas de la ruta por el Parque del Príncipe podrás disfrutar de una cascada ubicada en los aledaños de la Basílica. Es evidente que ese salto de agua es absolutamente mágico, tanto por la potencia como por la orografía. El entorno, además, es envolvente, precioso, absolutamente divino. Como si habláramos, sin duda, de una cascada sagrada. Un lugar idóneo para descansar, meditar y disfrutar de un entorno sin precedentes.

Covadonga | Imagen en Wikipedia. Autor: Javier Losa | CC BY 2.0

¿Conoces la leyenda de La Fuente de los 7 Caños?

La también conocida como Fuente del Matrimonio, es un lugar absolutamente perfecto para todos los amantes de las leyendas de amor. Existen varios versos de tradición meramente astur que resumen, a la perfección, la leyenda de esta fuente: “La Virgen de Covadonga tiene una fuente muy clara. La niña que de ella bebe, dentro del año se casa”.

Se cumplirá o no, pero lo que es un hecho es que esta fuente lleva existiendo desde hace muchísimo tiempo. Se encuentra justamente debajo de la conocida Santa cueva, próxima a la cascada del río Covadonga. En esta singular poza, muchísimos visitantes y peregrinos no dudan en lanzar monedas para pedir que sus deseos se hagan realidad.

El Obelisco, el lugar donde Don Pelayo se proclamó rey

Muchos son los eruditos que narran la densa historia del conocido como Real Sitio de Covadonga, en el que Don Pelayo fue elegido rey en el llamado ‘El Repelao’, es decir, justo a la entrada de Covadonga. Esta gesta es recordada por un obelisco, instalado en la segunda mitad del siglo XIX por miembros de la familia real española, donde brilla esa preciosa Cruz de la Victoria precisamente en ‘El Repelao’, topónimo estrechamente vinculado a Don Pelayo.

Covadonga | Imagen en Wikipedia. Autor: Cerezodeabajo | CC BY-SA 3.0

La Colegiata de San Fernando, el edificio más antiguo del Santuario de Covadonga

Data del siglo XVI y se trata, indudablemente, de la construcción más antigua que existe en toda Covadonga. En un principio, se trataba de la iglesia del Real Sito pero, con el tiempo, se transformó en monasterio y casa de novenas. El edificio está situado a la derecha de la Cueva si la miras desde abajo. Tiene un aspecto de lo más sobrio y, además, no llama mucho la atención porque tus ojos irán directamente a la Cueva, a la poza o a la cascada. A pesar de todo, si decides contemplarlo junto a su entorno, podrás percibir esa espectacular armonía que conforma el conjunto. ¡Es una auténtica preciosidad!