El norte es siempre un buen destino por su belleza natural por su costa atlántica y cantábrica por la suavidad de su clima cuando llega la primavera, por el encanto de sus paisajes y también por su buena mesa además de por su historia. Pero además hay lugares que aglutinan toda esta belleza y más en su espacio del norte, lugares como San Sebastián que es, sin lugar a duda, una de las ciudades más bonitas de España. Lo es porque mira al mar y al Monte Igueldo mientras en su casco viejo se degustan pinchos y sirven mesas de Estrella Michelín, lo es por sus playas y su peine del viento, por su Kursaal y por su historia; una historia de la que ha sido testigo, al menos en el último siglo, una bellísma villa que tiene consideración de Patrimonio Histórico de San Sebastián, Villa Soro. Lo primero que debes saber es que Villa Soro está a tan solo cinco minutos caminando de la la playa Zurriola, conocida por su ambiente juvenil y surfero, y también a un corto paseo del casco viejo de la ciudad y del Kursaal; y es que en este encantador hotel disfrutarás de la tranquilidad que dan las afueras sin alejarte demasiado del centro vital e histórico de San Sebastián. Otra cuestión a volorar es el hecho de que el hotel no tiene restaurante, claro que estás en San Sebastián, una ciudad que representa en sí misma un destino gastronómico para todos los gustos y bolsillos, empezando por sus pinchos y terminando por sus restaurantes de triple Estrella Michelín, que son tres: Akelarre, Arzak y Martín Berasategui. Villa Soro te conquistará antes incluso de que te adentres en sus espacios, te encantará su exterior que recuerda a un castillo de cuento y sus alrededores cuidados al detalle; te acomodarás con placer en su regio y elegante interior de 25 habitaciones: individuales, dobles y villa deluxe que son las que originalmente, cuando la villa era hogar y no hotel, ocupaba la familia. El hotel dispone además de gimnasio, bicicletas, toallas de playa, parking y wifi gratuito en todo el recinto. Si buscas un destino de norte, belleza y placer... el Hotel Villa Soro en Sansebastián te parecerá un sueño.