DONDE LA ESCULTURA Y LA NATURALEZA SE FUNDEN

DONDE LA ESCULTURA Y LA NATURALEZA SE FUNDEN

La Ruta de las Caras

Esculturas creadas en la naturaleza que sorprenden a simple vista.

En la comarca de la Alcarria, junto a la Sierra de Altomira y al embalse de Buendía, hay un lugar donde el paisaje se convierte en arte. Un sendero rodeado de pinares, donde las esculturas crean un museo natural inigualable. Sorprendente, extraño, mágico e increíble, estamos en la Ruta de las Caras.

Y es que uno inicia el camino hacia el pantano de Buendía y se topa de bruces con piedras talladas, grandes e impactantes, que son rostros que parecen salidos de un templo de otro país, pero estamos en Buendía, en Cuenca. Realizadas por distintos artistas, estas esculturas fueron creadas en la naturaleza y sorprenden a simple vista. La Ruta es un lugar perfecto para practicar senderismo a la vez que se contemplan estas singulares obras de arte. Una ruta que se ha convertido en un auténtico museo al aire libre.

Los artistas de la ruta comenzaron a esculpir sobre la piedra inspirándose en las culturas precolombinas, pero continuaron su espectacular obra modelando y tallando las piedras y creando sus esculturas de otra forma y el resultado, después de un duro trabajo, son figuras que nos transportan a un paisaje oriental, a la lejana India. Son rostros míticos, símbolos o dioses hindúes, diversos rostros que contrastan en el paisaje de esta provincia. Figuras de carácter místico o religioso, frontales, hieráticas, y alegóricas integradas en la roca arenisca.

Esculturas y Naturaleza, así es como se vive. Un conjunto escultórico de libre acceso, sólo hay que acercarse dando un paseo. La Ruta de las Caras, que transcurre por los alrededores del pantano de Buendía, serpentea entre pinares y rocas, donde encontraremos las 18 esculturas realizadas entre 1992 y 2007; y también bajorelieves que representan duendes, vírgenes, damas… “La Monja", "El Beethoven de Buendía", "El Chamán", "La Dama del Pantano” Entre uno y tres metros y medio de altura tienen las caras en algunas peñas, son majesruosas.

El Chamán, de tres metros y medio, se tardó en esculpir cuatro años y desde la Calavera, de metro y medio, se puede ver una panorámica del lugarcon el pantano al fondo. Estos artistas, han creado mundo de piedra, que nos transporta si dejamos volar la imaginación.

Para llegar a la zona en coche, desde Guadalajara hay que tomar la N-320 hasta Sacedón y ahí desviarte por la CM-2000 en dirección a Buendía. Una vez allí, hay una pista y caminos de fácil acceso con paneles informativos.

El recorrido completo nos llevará una hora siempre con el pantano de fondo, precioso. Buendía es un municipio de la provincia de Cuenca muy próximo a Madrid, Cuenca o Guadalajara. Un entorno natural ideal para los amantes del senderismo. La Ruta de Las Caras es apta para niños y mayores y de escasa dificultad. Pero hay más, otras rutas cercanas al Pantano y a la Sierra de Altomira, señalizadas según el recorrido, donde destacan las de los alrededores del río Guadiela con la Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados.

La Ruta de las Caras conecta la localidad de Buendía, con el conocido como Mar de Castilla, un conjunto de embalses formado por Almoguera, Bolarque, Entrepeñas, Estremera y Zorita, situados en el Tajo medio, y el de Buendía. Un pantano navegable si no hay sequía, donde se practican todo tipo de deportes acuáticos, vela, motos de agua, lanchas motoras, pesca e incluso el baño. Así que una excursión a la zona, se convierte en una jornada para disfrutar al aire libre.

Un museo único, en plena naturaleza, ideal para recorrer con los más pequeños y en un entorno único. La Ruta de las Caras, es un camino que se convierte en una búsqueda constante de nuevas emociones.

Turismo Cuenca

Marta Rivas | Madrid
| 21/05/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.