Ya fuera de la isla de Ortigia, una visita obligada es el Parque Arqueológico, con sus magníficos tesoros, el teatro griego y el Latomia del Paraíso. En las inmediaciones de Siracusa, la maravillosa reserva marina de Plemmirio o las reservas naturales de Ciane, Cava Grande, Pantalica Vendicari y, sobretodo, sus bellísimas playas. Y Un poco más lejos, el espectacular y majestuoso Parque Nacional del Etna, el Monti Iblei y Nebrodi. Sin duda, en Sicilia, hay mucho que ver, y Siracusa, es uno de los lugares que nos pueden servir como punto de partida.

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina, y no son pocos los que ya están haciendo las maletas y reservando vuelos y hoteles en los mejores destinos. Hoy os proponemos una escapada a una de las joyas del sur de Italia. Historia, restos arqueológicos, naturaleza, buena gastronomía y un hotel boutique ideal, para que pases unas vacaciones de auténtico lujo.

Y en Siracusa, definida por Cicerón como “la ciudad más bella de la Magna Grecia”, el hotel CaoI Ishka, cuyo nombre en gaélico identifica el sonido del agua, ofrece a las parejas la intimidad y la tranquilidad necesarias, tras  días de auténticos descubrimientos. Cerca de la desembocadura de los ríos Anapo y Cyane, y muy próximo a la isla de Ortigia, el centro histórico de Siracusa, y de las playas más bonitas de la costa  sureste siciliana, este alojamiento aúna el encanto de las antiguas casas de campo sicilianas con el estilo contemporáneo, la comodidad y el diseño.  Rodeado de un gran jardín mediterráneo, el hotel Caol Ishka cuenta con una tranquila sala de lectura, piscina exterior con solarium y amplias terrazas.

Las 10 habitaciones de diseño disponen de aire acondicionado y están equipadas con televisión vía satélite y reproductor de CD y DVD. En recepción encontrarás una colección de películas y conexión inalámbrica a internet gratuita. Precios desde 150 euros la noche.

El Saffron Bistro, el restaurante del hotel, sirve comida tipica de Sicilia, elaborada con ingredientes frescos y sabores tradicionales, con un menú revisado y actualizado por el chef. Cocina mediterránea presentada de forma exquisita, acompañada por una selección de vinos de la isla.

La belleza de los paisajes de los alrededores, la tranquilidad y la decoración, que incluye diseño contemporáneo y antigüedades, hacen de Caol Ishka un lugar perfecto para una escapada en pareja. Cerca de las playas, de lugares de interés cultural y de las principales reservas naturales de la zona. Con servicio de taxi al aeropuerto y disponibilidad de alquileres de coches para mayor comodidad. Y actividades como el alquiler de bicicletas, hidro taxis, hacia y desde Ortigia, y excursiones organizadas.

Sin duda, un refugio rural de lujo, con todas las comodidades de la vida moderna, en una de las islas más bellas del Mar Mediterráneo.