Belleza, historia y religión

Belleza, historia y religión

Rocamadour, una joya medieval y religiosa francesa

Rocamadour lo tiene todo: belleza, historia y religión. Naturaleza y vistas que te dejan sin habla. Rocamadour lo tiene todo para que no dudes en visitarlo. Te encantará.

Rocamadour
Rocamadour | Pinterest

Muchas son las ciudades modernas que con sus monumentos modernos atraen a cientos y miles de turistas a diario. Son bonitas y mucho de lo que en ellas se encuentra es digno de admirar. Pero también son bonitos aquellos lugares que nos hacen viajar en el tiempo. Aquellos lugares que nos llevan al pasado y nos enseñan cómo vivían las personas hace muchos años. Es bonito pasear por calles de piedra y observar las casas de por aquél entonces. Y pensar en la historia de ese lugar gracias a los restos de su castillo o de su muralla. Por eso es bonito Rocamadour, una joya medieval francesa que, además, es conocida como la Ciudad Santuario.

En realidad, Rocamadour es bello ya desde la lejanía, porque es entonces cuando mejor se aprecia que se encuentra en la ladera de un acantilado. Además tiene tres niveles distintos: abajo del todo la villa medieval; en medio la Ciudad Santuario y arriba un castillo que domina la ciudad desde las alturas.

El acceso a la villa medieval está prohibido para los coches, a no ser que vayas a alojarte en algún hotel. Pero si simplemente vas a pasar allí el día, debes dejar tu vehículo e iniciar la visita a pie. En realidad así es como mejor puedes apreciar cada uno de los pequeños detalles de la única calle que forma el pueblo. Una calle que sube en paralelo a un barranco en el que hay bonitas casas marrones, tiendas artesanas y restaurantes. Eso y dos puertas fortificadas que permiten la entrada al pequeño pueblo.

Rocamadour | Pinterest

Para llegar al siguiente nivel, la Ciudad Santuario, debes subir los más de doscientos escalones de la gran escalera que, junto a las increíbles vistas que vas adquiriendo a medida que coges altura, te dejarán sin aliento. Esta zona es súper importante en el Camino de Santiago francés, por eso Rocamadour es uno de los lugares más visitados de todo el país. La historia de este Rocamadour religioso se inicia en el siglo XII y desde entonces, la capilla dedicada al santo Amadour es parada obligatoria para los peregrinos. Pero esto no es todo, sino que en la Ciudad Santuario hay muchas otras iglesias y capillas: el templo Saint-Sauveur, la cripta de Saint-Amadour o la capilla de Notre Dame, que da cobijo a la Virgen Negra.

Para quienes quieren conocer bien Rocamadour, todavía hay más. Así, puedes continuar el ascenso hasta el castillo mientras te encuentras con explanadas y la gruta de la Natividad. Y también con miradores que te ofrecen vistas maravillosas tanto de los dos niveles de más abajo como del cañón del Alzou y del parque natural regional Causses du Quercy, en el que se encuentra el pueblo del que estamos hablando.

El recorrido está pensado para los más valientes. Pero si no te ves con fuerzas de subir 216 peldaños además de otras calles que van en la misma dirección, no te preocupes. En Rocamadour hay varios ascensores situados estratégicamente para que puedas disfrutar de sus tres niveles y de las vistas imponentes que hay a ciento cincuenta metros de altitud.

¿Te ha gustado? ¡Pues ves preparando tu próxima escapada!

Judith G. Noé | Madrid
| 20/07/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.