Viajestic » Escapadas

Descubre Huelva

Río Tinto, el río que nos teletransporta a Marte sin salir de Huelva

No hace falta irse muy lejos para descubrir lugares curiosos. En Huelva, por ejemplo, se encuentra el Río Tinto. Y visitarlo es como hacer un viaje a Marte.

Río Tinto

Pixabay Río Tinto

Publicidad

Huelva es una de las ciudades menos visitadas de Andalucía. Cierto es que no cuenta con monumentos tan conocidos como la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba. Sin embargo, esconde rincones que pueden ser también muy especiales. Uno de ellos, sin lugar a dudas, es Riotinto. Hablamos de un pueblo que debe su nombre al río que lo cruza y que quizá por el nombre ya puedes hacerte una idea de que se sale de lo común. Y es que el color de su agua, por si te lo preguntas, es de color rojizo como el vino.

El color del agua se debe a la disolución de minerales que se produce desde el nacimiento del río Tinto. Más en concreto, el color se adquiere tras la disolución de óxidos y hierros. Y es este color, unido al paisaje que lo rodea, lo que hace que al visitar este pueblo te teletransportes a Marte.

Río Tinto
Río Tinto | Pixabay

Para que te hagas una mejor idea, te diremos que la tierra tiene también un color rojizo. Además, hay cráteres y muy poca vegetación. Y muchas minas. Sí, Riotinto es un pueblo minero en el que se excavaba la tierra en busca de minerales. Asi que el aspecto general es muy extraterrestre. De hecho no es algo que digamos nosotros u otros viajeros. La misma NASA ha decidido investigar la zona dadas sus similitudes con el planeta rojo. Piensan que analizando Riotinto se podrá conocer un poco mejor Marte.

Y si tú también quieres sentirte como en otro planeta sin salir de España, te recomendamos una visita a este pueblo que posee el particular río de color tinto. Para visitarlo deberás montarte en una locomotora a vapor del siglo XIX. Es ella la encargada de enseñar a los curiosos, a través de sus 12 kilómetros de recorrido, este sorprendente lugar.

A lo largo del viaje en tren pasarás por puentes y túneles, por bonitos miradores y también por zonas en las que se encuentran viejas locomotoras. Si hay tantas es porque años atrás los mineros las usaban para llegar a las minas en las que trabajaban. Y estas ayudan a hacer del pueblo por el que pasa el Río Tinto un lugar todavía más especial.

Publicidad