Protegida por los cabos Torres y San Lorenzo, la ciudad de Gijón vive por y para el mar desde hace siglos. El Cantábrico ha modelado la costa, pero también el carácter de un pueblo abierto y moderno que cada verano se vuelve más apreciado por quienes buscan una escapada familiar diferente, urbana y que una todas las características apetecibles de unas vacaciones sin necesidad de moverse demasiado. Aquí, en apenas un par de paseos, es posible disfrutar de la mejor gastronomía, apreciar el mejor arte o disfrutar de rincones de una arquitectura única.

Recorrer Gijón es hacerlo en una ciudad que mira a la costa, con bonitos barrios de pescadores, casas palaciegas y un puerto con astilleros que dominan el mar. Pero también apuesta por el verde, con numerosos parques y jardines que embellecen aun más cada rincón, bien su Jardín Botánico Atlántico, el único existente en Asturias, o alguno de los principales de la ciudad.

Si este verano te decides por la costa asturiana y te escapas a Gijón, hay 10 lugares que no te puedes perder. Visitarlos convertirán tu visita, y la de los tuyos, en todo un recuerdo imborrable de un verano que, seguro, se quedará para siempre en vuestro rincón particular de grandes momentos.

1. Cuesta del Cholo. Esta empinada calle que termina en el puerto deportivo de la ciudad es el lugar de encuentro de los gijoneses. Su suelo adoquinado le da un encanto único y es el mejor lugar para tapear a mediodía, o al caer la tarde, ya que no faltan locales donde hacer una parada con los barcos amarrados como telón de fondo.

2. Cimadevilla. El barrio de epscadores de Gijón mantiene intacto un encanto especial. Lo mejor es pasearlo tranquilamente, caminando por calles estrechas, viendo palacetes y edificios históricos, como el de la casa natal de Jovellanos.

3. Universidad Laboral. Se encuentra en la parroquia de Cabueñes, a unos tres kilómetros del centro urbano. Construida entre 1946 y 1956, es la obra arquitectónica más importante realizada en el siglo XX en Asturias y está considerada, con sus 270.000 m², el edificio más grande de España. Su arquitectura es impresionante.

4. Cerro de Santa Catalina. Una de las vistas más famosas de Gijón, con la gigantesca escultura 'Elogio del horizonte' de Eduardo Chillida coronando la montaña. Es la panorámica que no hay que dejar de visitar, especialmente al atardecer, cuando el sol cae lentamente sobre la ciudad y la propia estructura de hormigón.

5. Palacio de Revillagigedo. En la plaza del Marqués de San Estebán se encuentra este palacio con dos grandes torres almenadas que actualmente es sede del Centro Internacional de Arte Contemporáneo. De estilo barroco, fue declarado en 1974, junto a la colegiata de San Juan que tiene anexa, Conjunto Histórico Nacional.

6. Playa de San Lorenzo. Con tres kilómetros de largo, es la más tradicional y familiar de Gijón Al encontrarse en pleno casco urbano, está muy cerca del centro de la ciudad. Tiene forma de concha y está bordeada por un paseo denominado El Muro.

7. Parque de la Providencia. A media hora caminando desde el centro de la ciudad tenemos un parque gigante, con su propia ermita y un mirador excepcional, al que se accede tras subir diferentes escaleras.

8. Museo del Ferrocarril de Asturias. El centro encargado de conservar, investigar y difundir el patrimonio histórico ferroviario de la región, con numerosas locomotoras y vagones, así como datos y todo tipo de información sobre un medio de transporte vital en la minería asturiana.

9. Iglesia Mayor de San Pedro. Al final del paseo marítimo, junto al mar, en una zona de rompeolas que hace que estas salpiquen su fachada a diario. Se contruyó en los años 40, con una gran torre campanario, y se hizo sobre una antigua parroquia del siglo XV.

10. De sidras. Imposible visitar Gijón y no aprovechar para, en cualquier momento de la ruta, hacer una parada para disfrutar de un culín de sidra. De hecho, existe la llamada Ruta de la Sidra, que invita a descubrir la bebida de manzana en algunas de las sidrerías y merenderos de la ciudad mediante el Bono Gusto (degustación de una botella de sidra con un pequeño acompañamiento gastronómico por 4 €).

Más información:
Turismo de Gijón