Viajestic » Escapadas

ANDALUCÍA

Refugios subterráneos de Almería: un lugar que no te dejará indiferente

Son historia viva de esta ciudad andaluza.

Refugios subterráneos. Almería

Imagen de Manuel Gutiérrez Labouret en Wikipedia, licencia de dominio público Refugios subterráneos. Almería

Publicidad

Muy pocas personas conocen en qué consisten los refugios subterráneos de Almería, pero lo cierto es que son parte de la historia de esta ciudad andaluza. Se trata de una estructura que, a raíz de los más de 50 bombardeos por mar y aire que sufrió la ciudad almeriense, se decidió construir. Durante la Guerra Civil Española llegaron a caer hasta un total de 754 bombas.

Por lo tanto, no hubo más remedio que construir estos refugios subterráneos de unos 4 kilómetros de longitud que cuenta no solamente con una capacidad para 40.000 habitantes, sino que también tenía hasta un quirófano. Era la manera perfecta para poder salvar vidas en un momento donde los bombardeos, por desgracia, estaban a la orden del día.

Estamos ante uno de los refugios mejor conservados de toda Europa. Cabe destacar que han soportado, entre otras cuestiones, el principal ataque que ha sufrido la ciudad andaluza en toda su historia, conocido como Bombardeo de Almería. Tal es su importancia a nivel histórico que, desde el año 2013, estos refugios comenzaron a formar parte de la red de Lugares de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía.

¿Cuál es la historia tras los refugios subterráneos de Almería?

Esto comenzó a principios del año 1937, cuando se firmó un proyecto bajo el siguiente título: Proyecto de Refugios Contra Bombardeos en la Ciudad de Almería. Se realizó en un total de 16 meses. Para poder comenzar con la construcción, se utilizaron diversos elementos para aprovechar, como es el caso del abandonado ferrocarril de Sierra Alhamilla.

Cabe destacar, como curiosidad, que tan solo existe un plano original que parece estar incompleto, donde se aprecian a la perfección el trazado de los refugios. Gracias a este plano se hicieron los diseños para el grabado exterior de los refugios, después de la rehabilitación que se llevó a cabo.

Refugios subterráneos. Almería
Refugios subterráneos. Almería | Imagen de Schumi4ever en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Las entradas a estos refugios solían ser privadas, desde domicilios particulares de gente adinerada. Pero no solo eso, sino también de edificios que pertenecían a la administración, así como diferentes iglesias. Es más, había mucha gente solidaria que, durante los diversos ataques, dejaba la puerta de su casa abierta junto a una bandera negra, así como letreros donde se leía la siguiente palabra: REFUGIO. De esta manera, se facilitaba la entrada de la población.

Por si fuera poco, también se tomó la decisión de crear pequeños refugios en varios puntos de Almería, para dar cabida a los habitantes de diversas zonas. Algunos de ellos se encontraban en el interior de la Catedral de la ciudad, así como la estación de ferrocarril o, incluso, la plaza de toros.

Como en todos, en estos refugios había unas reglas: No se podía fumar para evitar que todo se llenara de humo, los niños no podían estar solos dentro y, para evitar posibles enfrentamientos entre los que se encontraban allí, se prohibía hablar de dos temas en concreto: la religión y la política.

Publicidad