Viajestic » Escapadas

El pasado de la Alcarria

Recópolis, una ciudad visigoda en Guadalajara

En la comarca de la Alcarria y a orillas del río Tajo se encuentran las ruinas de la antigua ciudad visigoda de Recópolis. Sobre esta ciudad se levantó otra ciudad andalusí de la que también se conservan ruinas.

Recópolis

Imagen de Borjaanimal en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 es Recópolis

Publicidad

La ubicación de Recópolis estuvo muy pensada y medida, pues es una localización estratégica que permite a esta ciudad controlar el territorio y sus distintos recursos. Desde aquí los visigodos podrían dominar tres valles y el río el Tajo, que por entonces era navegable.

Los restos arqueológicos de esta ciudad constituyen una joya para la investigación histórica y arqueológica. Ya que podemos ver perfectamente cómo era la planificación urbanística visigoda.

Recópolis | Imagen de dominio público

Los orígenes de esta ciudad los encontramos en el año 578 d.C. Su fundación fue un encargo del rey Leovigildo para su hijo Recaredo, quien futuramente también se convertiría en rey. Este espacio tenia edificios de tipo palatal y nos lleva a lo que podría ser una ciudad de uso exclusivo para la realeza y la nobleza. La ciudad se organiza en dos calles principales que se cortan la una a la otra.

En la gran plaza se encuentra la basílica y el conjunto palatino. Recópolis cuenta con el conjunto más antiguo de palacio-basílica altomedieval de toda Europa occidental. La basílica visigoda constaba de tres naves y se unía al palacio por una edificación.

La técnica utilizada para construir los principales edificios de la ciudad, es sillería en arenisca y piedra de toba, previamente extraídas de las canteras próximas y talladas con técnicas que habían heredado de los romanos.

Recópolis | Imagen de Román Santos en Wikipedia, licencia: CC BY 2.0

Esta forma de construcción intenta asemejarse con obras contemporáneas como las que se estaban realizando en el Imperio carolingio o bizantino. Tras la decadencia visigoda, quedó despoblada y sirvió como cantera para otras construcciones hasta que los bereberes, tras la invasión árabe, se asentaron en la región.

Tras el abandono de Recópolis, la ciudad cayó en el olvido, hasta que en 1949, el arqueólogo Juan Cabré halló las ruinas. En las décadas siguientes se sucedieron diversas excavaciones e investigaciones.

Recópolis | Imagen de Borjaanimal en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 ES

Ya en los primeros años del siglo XXI se crea el Parque Arqueológico de Recópolis, cuyo centro de interpretación ofrece de manera interactiva y didáctica, toda la riqueza arqueológica de esta ciudad visigoda.

Además, los avances científicos más recientes fruto de las distintas campañas de excavación sistemática, llevadas a cabo durante la última década, han arrojado más información sobre Recópolis y las distintas culturas que la habitaron.

Publicidad