Tal y como sucede en otras ciudades de Andalucía, el invierno en Sevilla no es extremadamente frío. Las temperaturas son perfectamente soportables y, por tanto, no cuesta salir a la calle a pasear. Lo que sí puedes encontrarte son días de molesta neblina o días de lluvia, sobre todo en diciembre.

Si es enero, en cambio, el clima suele ser más seco. Y, como el resto de meses de invierno, las temperaturas bajan durante la noche pero entrada la mañana el sol comienza a calentar. Así pues, nos encontramos con una temperatura agradable que invita a salir a la calle. Sobre todo porque viene combinada con una bajada de turistas, que prefieren asarse bajo los de 40ºC del verano.

Esto es otro de los puntos a favor de visitar Sevilla en invierno: que no existen aglomeraciones de turistas y por tanto la ciudad está mucho más tranquila.

Dicho esto, seguro que tienes ganas de saber qué te proponemos para pasar estos días de enero en la capital andaluza. Así que lee atentamente y escoge lo que más te apetezca para disfrutar de la ciudad en esta época del año.

Moda flamenca | Sevilla

Presenciar la temporada de la moda flamenca

Del 16 al 20 de enero se celebrará en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla el We Love Flamenco 2019, una pasarela de moda flamenca que se puede ver comprando una entrada de 12€. Del 24 al 26 de enero la que tendrá lugar en el Casino de la Exposición de Sevilla será la Viva by WLF 2019, pensada para aquellos profesionales que se están iniciando en el mundo del diseño de este tipo de trajes.

Rebajas | Sevilla

Ir de rebajas

El 7 de enero comienzan las rebajas en todos los comercios españoles. Y como Sevilla está más tranquila en invierno, podrás pasear por centros comerciales y calles con tiendas con mucha más calma. Así, te recomendamos darte una vuelta por Plazas Duque, Sierpes Odonell, Tetuán, Magdalena o Salvador.

Acuario | Sevilla

Visitar el acuario

Por supuesto esto es algo que se puede hacer durante todo el año. En verano quizá apetece porque allí hay aire acondicionado. Y en invierno, porque según la hora a la que vayas podrás huir de las temperaturas más frescas. Por eso y porque habrá mucha menos gente que durante los meses de calor.

Darse cita con los museos de la ciudad

Con los museos sevillanos ocurre un poco lo mismo que con el acuario. Pero lo cierto es que es así: es una época perfecta para visitar los museos porque hay menos gente que en verano. Y esto, claro está, se traduce en poder recorrerlos con más tranquilidad y sin agobios.