Viajestic » Escapadas

Andalucía

¿Por qué a la Calleja del Pañuelo de Córdoba se le conoce por ese nombre?

La Calleja del Pañuelo es una de las zonas más visitadas de la ciudad andaluza. Ahora bien ¿sabes por qué se le conoce por este nombre tan peculiar? ¡La historia te sorprenderá!

Calleja del Pañuelo, Córdoba

Imagen de Xavier Estruch en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0 Calleja del Pañuelo, Córdoba

Publicidad

La calleja del Pañuelo no es solamente una de las calles más famosas de Andalucía, pero también de todo el mundo. Su nombre oficial es calle de Pedro Jiménez y, como decimos, es uno de los rincones más turísticos de la ciudad de Córdoba. Y, siendo honestos, no es para menos. ¡Tiene una belleza sinigual!

Esta calleja del Pañuelo está ubicada bastante cerca de la Mezquita-catedral de la ciudad andaluza, así como de la calleja de las Flores. No solamente es considerada como la calle más estrecha de Córdoba, sino también una de las más estrechas de toda Europa. Cabe destacar que esta calleja está dentro del centro histórico de la ciudad que, en 1994, fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Córdoba | Imagen de Jim Gordon en Wikipedia, licencia: CC BY 2.0

¿Por qué se llama “Calleja del pañuelo”?

Esta denominación tiene una historia muy especial. Esta conocida calleja cordobesa recibe este nombre por los antiguos pañuelos que los caballeros lucían en las solapas de sus trajes. Pedro Jiménez, el nombre oficial de esta calle, hace referencia a un soldado que formaba parte de los conocidos tercios de Flandes.

Al parecer, fue el que trajo la variedad de uva “Pedro Ximénez”, siendo una de las más conocidas de toda Andalucía. Tanto es así que, incluso, en esta estrecha calle podemos encontrar alguna que otra parra en su honor. Un dato que, desde luego, no deja indiferente a nadie.

La Calleja del pañuelo de Córdoba, en datos

Debemos tener en cuenta que esta calle desemboca en una plaza sin salida. En ese mismo lugar podremos encontrar una peculiar y característica fuente realizada con barro cocido con hornacina, que daba a un pozo de origen árabe. En su día estaba decorada con diversos azulejos. Podemos encontrar algunos naranjos, restos de una antigua columna e, incluso, la conocida Compañía de Santa Teresa de Jesús. La entrada a este lugar se encuentra en la llamada Plaza de la Concha.

A lo largo de la historia, esta calleja ha ido adquiriendo aún más relevancia histórica y cultural. Es toda una reseña turística de la ciudad de Córdoba. Eso sí, no es hasta 1953 cuando la calle de Pedro Jiménez fue pavimentada e, incluso, se llenó de faroles. Por si fuera poco, se construyeron ciertos arriates para poder plantar naranjos, así como plantas trepadores. La fuente también fue construida para la ocasión, con el fin de hacer hincapié en ese estilo árabe que tanto caracteriza a esta calleja.

Publicidad