Es lo que tiene que se bautice a las playas por su forma. Así, ocurre como en Cantabria, en donde hay dos playas con el mismo nombre: El Puntal, y todo porque tienen forma de punta alargada. Y, para colmo, no se encuentran cerca, sino cada una en un lugar diferente de la provincia. Mientras una está cerrando la bahía de Santander, la segunda está más al este, en Laredo, constituyendo el cierre de las playas de La Salvé y El Regatón.

Esta última es uno de los lugares elegidos por los amantes de las playas de Cantabria para la práctica del windsurf, pero también por poder disfrutar allí de un paisaje de dunas y marismas y, al mismo tiempo, urbano, al estar a un paso de Laredo, Santoña, Noja y Joyel. Combinar un entorno familiar con el deporte no es un problema, pues tanto windsurfistas como practicantes del kite-surf deben mantenerse siempre a 200 metros de la orilla, lo que, además, permite una experiencia única, al poder correr por las olas casi en sensación de mar abierto.

De hecho, las playas de Laredo son perfectas para la práctica de uno de los deportes más de moda: el Paddle Surf. Es posible hacer un curso en ellas, tanto entre diario como de fin de semana (los imparte la Atlantic School Center), así como alquilar las tablas y el resto del material entre una y tres horas. La escuela deportiva organiza, además, excursiones de paddle surf por la bahía y alrededores de Laredo a partir de ocho personas, toda una aventura sobre las olas.

Por otro lado, la playa de El Puntal de la bahía santanderina es una extensa barra de arena situada en el municipio de Ribamontán al Mar, un ayuntamiento al que, cosas del destino, pertenece un núcleo de población llamado Loredo (donde se celebra un famoso derby). Entre Laredo y Loredo distan 40 km., que es más o menos la distancia entre ambas playas. Sin embargo, es Somo el lugar más cercano a El Puntal, de ahí que muchos llamen a esta playa como El Puntal de Somo, a la que se puede acceder desde Santander cruzando la ría con el puente que va de Pedreña a Somo. Eso sí, es una playa dedicada en buena parte al nudismo, por lo que no te extrañe si eres el único en bañador.

Somo es un pueblecito eminentemente turístico. Parte de su fama en la región se debe a que es conocido por ser el 'pueblo de la Cerámica'. En esta localidad se han establecido diversos talleres artesanos, donde se fabrican excelentes piezas.

Si te perdiste el fin de semana pasado la Batalla de las Flores, un buen plan 'indulgente' sería acercarte a El Puntal y, si tienes tiempo, al día siguiente, a su 'tocaya', para que la escapada a Cantabria pase por dos de sus mejores playas. No te arrepentirás.

Más información:
Turismo de Laredo
Ayuntamiento de Ribamontán al Mar
Turismo de Cantabria