Viajestic » Escapadas

DESCUBRE MALLORCA

Los pueblos más bonitos de Mallorca

Mallorca, aunque tiene como protagonista a sus playas, cuenta con pueblos que merece la pena descubrir. Te hacemos una lista con algunos de los que no puedes perderte.

Pollença

Pixabay Pollença

Publicidad

Quienes viajan a Mallorca suelen hacerlo atraídos por sus calas y playas, de aguas cristalinas y envueltas por entornos naturales. Pero lo cierto es que la más grande de las islas Baleares tiene también algunos pueblos muy bonitos que bien merecen que los visitantes salgan del agua Mediterráneo para ir a descubrirlos.

Pollença

Podríamos empezar la lista hablando de Pollença, porque muchos lo consideran el más bonito de esta isla balear. Por su personalidad, su puerto y sus paisajes asalvajados. No puedes perderte su Plaza Mayor, el monte del Calvario, la Casa Museo Dionis Bennassar, el Convento de Santo Domingo y tampoco el Museo de Pollensa.

Portocolom
Portocolom | Pixabay

Portocolom

Mención especial se merece también Portocolom, quizá el que sirvió como último refugio para los pescadores de Mallorca. No tan transitado como el anterior, este pueblo tiene un puerto natural presidido por un faro muy emblemático.

Sóller
Sóller | Pixabay

Sóller

Sóller es otro pueblo precioso de Mallorca, situado en el valle de los naranjos, y es dueño de uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de la isla. Considerado como una isla dentro de la propia isla, Sóller estaba incomunicado hasta los años noventa; entonces se construyó un túnel que permite disfrutar de esta pintoresca localidad.

Fornalutx
Fornalutx | Imagen de Pau Cabot en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Fornalutx

Este pueblo, situado en la sierra de Tramuntana, no está rodeado del azul del agua sino del verde de las montañas. Sus casas de piedra, sus casas adoquinadas y las flores y plantas que lo decoran te invitarán a relajarte y no querer alejarte de allí en un buen tiempo.

Capdepera
Capdepera | Pixabay

Capdepera

Este pueblo tiene como protagonista a una imponente fortaleza medieval. Visita especial merece también su faro, que se levanta sobre un acantilado para mirar al mar.

Publicidad