Si eres de los que busca pueblo con playa y mar para vivir unos días al más puro estilo verano azul, pon la costa de Azahar en tu navegador porque merece realmente la pena visitarla entera, sus 120 kilómetros de playas y calas. ¿Dónde ir? los destinos posibles son muchos, nosotros vamos a recomendarte cinco que son una apuesta segura y que permitirán, una vez instalado en alguno de estos pueblos, disfrutar de pequeñas escapadas para descubrir el resto de la costa de Azahar.

Peñíscola

No podemos negar que nuestro pueblo favorito es Peñíscola, es un pueblo bello visto desde lejos y por dentro, mirando desde la playa hacia el castillo o desde el castillo hacia la playa, de día y de noche… su playa es larga, su casco histórico encantador, su castillo un lugar espectacular (que podrás descubrir con una estupenda visita guiada) y sus heladerías un imperdible pecado de verano.

Vista de la costa de Peñíscola desde el castillo | Pixabay

Vinarós

De Vinarós a Tarragona no hay nada, es el pueblo más al norte de la provincia de Castellón y si quieres hacer una escapada a Port Aventura de un par de días y descansar después unos días más el la playa, este es, probablemente, el pueblo ideal para ello tanto por su ambiente de veraneo y terrazas como por sus playas y calas.

Vinarós | Pixabay

Benicarló

En Benicarló, como sucede en Peñíscola, la historia y al playa se conjugan muy bien, aunque aquí la cosa no va de castillos sino de los pueblos íberos, lo descubrirás cuando visites el famoso poblado Puig de la Nao el de Tossa; otra visita curiosa es la de la Antigua Prisión y por supuesto eso mucbe (Museo de la Ciudad de Benicarló).

Benicarló | Pixabay

Alcossebre

Es un destino ideal para viajes en familia porque se trata de un pueblo muy tranquilo con magníficas playas con bandera azul, te recomendamos especialmente la de las Fuentes porque cuenta además con manantiales de agua dulce en la misma playa y con tres calas separadas por rocas.

Alcossebre | Pixabay

Benicássim

Es, probablemente, el pueblo más popular de Castellón (al menos en verano); además de perderte en sus playas, no olvides darte un paseo por la zona de las Villas, la parte del litoral en la que se construyeron diferentes casas de veraneo allá por el S.XIX, es realmente un paseo encantador conocido como la Ruta de las Villas.

Benicássim | Imagen de Juan Emilio Prades Bel en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Más información en Turismo de Castellón.