Las proteas son unas flores exóticas procedentes de Sudáfrica que tienen distintas formas y colores y que ahora se encuentran en plena floración.

En la Granja Experimental del Cabildo en Gran Canaria encontramos 800 plantas de veinte variedades diferentes. Se crían en zonas con climas suaves aunque una de sus cualidades es la de sobrevivir en condiciones adversas.

Gerhard Malan, ingeniero agrónomo y uno de los expertos que más sabe de esta flor, comenta que estas variedades producen flores una vez al año y que por esa razón son cultivos exóticos. Este agrónomo sudafricano ha visitado las plantaciones de Gran Canaria durante veinte años y dice que las proteas isleñas gustan especialmente en Alemania y Holanda. Además, es un negocio rentable, ya que es una planta que requiere poca agua. Cada año se exportan dos millones de estas flores.