Viajestic » Escapadas

CATALUÑA

Planes para descubrir Tarragona en solo un día

¿Pensando en hacer una escapada de un día? Tarragona es ideal para ello, pues es fácil de acceder a la ciudad desde Barcelona, Valencia o incluso Madrid. Te contamos todo lo que puedes hacer allí en unas horas.

Planes para descubrir Tarragona en solo un día

Pixabay Planes para descubrir Tarragona en solo un día

Publicidad

Tarragona es una ciudad pequeña, cuyos lugares más importantes puedes recorrerlos en un día. Además, es ideal para visitarla en transporte público, pues desde la estación de tren puedes llegar a sus mayores atractivos a pie.

Así, para empezar la ruta de un día por Tarragona te proponemos dirigirte a la Rambla Nova, que cuenta con 150 años de historia, y más en concreto al Balcó del Mediterrani: un mirador con vistas al mar situado a unos 40 metros de altitud. Desde allí también se ve el anfiteatro romano, el siguiente punto de la ruta.

Este anfiteatro, situado junto a la playa, data del siglo II y en su momento tuvo la capacidad de acoger a 15.000 personas para ver luchas de gladiadores. Pero no solamente el anfiteatro en sí es bonito de ver, sino que también lo son las vistas desde allí y desde sus alrededores.

Tarragona
Tarragona | Pixabay

Desde allí puedes cruzar la vía Augusta para dirigirte al casco histórico de la ciudad y llegar a su circo romano. Y es que como ya te puedes hacer a la idea, Tarragona tiene muchos monumentos de esa época. Uno de ellos, como decíamos, es el circo, lugar en que la ciudad de Tarraco celebraba carreras de caballos. En esta ocasión, su capacidad era mayor: en sus 300 metros de largo y 100 de ancho cabían 30.000 personas.

Tras esta visitas, puedes apuntar en tu itinerario la catedral, que tienen una enorme portalada y un vistoso rosetón. Con sus estilos románico y gótico, este edificio es uno de los símbolos de Tarragona y se encuentra donde antiguamente estaba el centro del foro romano.

Tras esto, te proponemos un paseo hasta la Plaça del Rei, en la que se encuentra el Pretorio, la iglesia de Natzaret y la de Trinitat. Y finalmente, antes de volver a coger el tren, no puedes dejar de recorrer a pie el puerto de Tarragona, pues es muy pintoresco y te encantará.

Publicidad