TURISMO RURAL

La piscina con agua de manantial que se encuentra en un pueblo de Cáceres

Santa Cruz de Paniagua es un municipio de Cáceres que alberga lugares tan curiosos y espectaculares como estas dos construcciones de agua natural de manantial.

Publicidad

STORIES

Extremadura tiene en su interior miles de secretos por descubrir y que merece la pena visitar. Esta Comunidad Autónoma no deja de sorprender a los visitantes tanto nacionales como internacionales que deciden pasar las vacaciones en algunos de sus maravillosos parajes. De hecho, ya habíamos hablado de lugares tan espectaculares y refrescantes como el Parque Fluvial Feliciano Vegas de Moraleja, que destaca por su piscina natural aspirante a obtener la bandera azul.

Sus provincias están repletas de lugares tan maravillosos que sin duda es toda una experiencia descubrirlos. Es el caso de la piscina de agua de manantial que podemos encontrar en el municipio de Santa Cruz de Paniagua, en la provincia de Cáceres. En este enclave, podemos encontrar dos piletas cuyas aguas caen desde un chorro bajando dirigido a estas dos piscinas. Lo característico del agua que llena ambas piletas es que es de manantial.

El lugar se encuentra concretamente en la comarca de Trasierra-Tierras de Granadilla. Rodeado de vegetación compuesta de grandes arboledas y huertos. Es más conocido como 'La aliseda' o en el pueblo comúnmente nombrado 'La lisea'. Si echamos un vistazo nada más llegar al lugar puede parecer que nos encontramos ante una piscina municipal normal: tenemos dos balsas, con zonas verdes donde descansar e incluso también un chiringuito. Pero si nos fijamos detenidamente, podemos ver el reguero de agua del que hemos hablado anteriormente que vierte este líquido de la balsa grande a la pequeña.

Pero, ¿de dónde nace esa agua de manantial? Lo curioso es que nace ahí mismo, en la piscina. Puesto que si investigas más el lugar te darás cuenta que en la pileta más grande hay una fuente muy cercana a ésta. De ahí sale esa agua natural. Una vez que pasa por estas piscinas, el agua termina su trayecto en el arroyo Nogales.

Este sitio atrae a miles de turistas que buscan una experiencia única y sobre todo refrescante ya que el agua de manantial vierte en su características más frías.

Si terminas de darte un baño en esta piletas, podrás pasarte por algunos otros enclaves de Santa Cruz de Paniagua como lo son la Iglesia Parroquial del Salvador, la Ermita de Dios Padre o incluso pasarte pos sus maravillosas fiestas patronales de San Roque los 16 de agosto de cada año.

...

Seguro que te interesa...

10 espectaculares piscinas naturales de España que están al borde del mar

Viajestic » Escapadas

Publicidad